Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso acoge por primera vez juntas a las asociaciones de víctimas

El presidente del Congreso proclama que “España nunca olvidará a las víctimas”"

Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, Mari Mar Blanco, de la Fundación Víctimas del Terrorismo, y Pilar Manjón, de la Asociación 11-M. Afectados por el Terrorismo, en la tribuna de invitados en el Congreso.

Las tribunas de invitados han estado abarrotadas de autoridades públicas, de todos los poderes del Estado, pero, sobre todo, de familiares de víctimas del terrorismo. Éstas han recibido el homenaje de las Cortes Generales, como representación máxima de todos los españoles, en un acto que por primera vez ha unido a las asociaciones después de que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se aviniera a participar, aunque no pudiera tomar la palabra. El presidente del Congreso, Jesús Posada, les hizo ver que el acto, revestido de gran solemnidad, se celebra en el hemiciclo desde cuya tribuna solo pueden hablar los parlamentarios, el Gobierno o mandatarios extranjeros. Ahora bien, Posada se ha comprometido a que la voz de las víctimas, se apreciara en su discurso, el único que se ha pronunciado. Juntas por primera vez se han sentado Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M. Afectados por el Terrorismo, y Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT; entre ellas, Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo. El hemiciclo, al completo, con diputados, senadores y Gobierno. Todas las fuerzas políticas han estado presente con excepción de Amaiur, al considerar que “no se ha reconocido a todas las víctimas”

Solo el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha tomado la palabra, como ha sido la tradición desde que el 11 de marzo de 2010, todos los grupos políticos suscribieron una declaración institucional para declarar el 27 de junio como Día de las Víctimas del Terrorismo. En esta ocasión Posada ha conseguido convencer a la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, de que asistiera al acto, lo que no fue posible el pasado año también con Posada ya al frente de la presidencia del Congreso; ni los dos anteriores, con José Bono como presidente, hoy presente en la tribuna de invitados. Si las víctimas, o en concreto, la AVT, no tomaba la palabra, no asistiría. Este había sido el conflicto. Al final, con el compromiso de que el próximo año el formato será diferente, es decir, el acto no se celebrará en el hemiciclo, sino en alguno de los salones, Pedraza ha ocupado un lugar en la tribuna de invitados y ha recibido, junto al resto de las asociaciones, el aplauso y reconocimiento de los representantes de la soberanía popular.

El discurso de Jesús Posada ha sido una loa emocionada a las víctimas por haber sufrido directamente el zarpazo del terrorismo con el compromiso de que nunca serán olvidadas, y, además, el terrorismo siempre será combatido. También el recordatorio de que tanto dolor y tanta muerte no les ha servido a los terroristas para alcanzar “ningún objetivo político”.

Así ha quedado de manifiesto en el discurso de Posada. “Desde hace tres años no ha habido atentados, pero aunque no los hubiera habido muchos años antes y no los vuelva a haber, España nunca olvidará a sus víctimas”. El presidente del Congreso echó brevemente la vista atrás para recordar que el terrorismo pretendió “fracturar la convivencia democrática y lo hizo con especial virulencia cuando la democracia era aún muy frágil”. Nada han conseguido, según Jesús Posada, en una afirmación que mantiene firme el PP desde que llegó al poder. “ Los españoles hemos sido capaces de resistir su asedio; no hemos consentido que consiguieran objetivos políticos con la violencia y no hemos dejado de combatir el terrorismo con los instrumentos que nos otorga el Estado de Derecho”, ha proclamado.

Ante el ataque terrorista la sociedad española ha sido firme y “ el testimonio y fuerza moral de las víctimas ha sido una lección para todos los españoles. Su voz nos ha ayudado a tener más determinación” ha dicho Posada. Un silencio absoluto ha reinado en el hemiciclo con todos los portavoces y diputados atentos en actitud de respeto. En ausencia del presidente del Gobierno, que se encuentra en la cumbre europea, encabezada al Ejecutivo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Frente al banco azul, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y todos los diputados socialistas. Cayo Lara, portavoz de Izquierda Plural; Joan Coscubiela de ICV; Rosa Díez de UPyD; Aitor Esteban, del PNV; Josep Antoni Duran Lleida, de CiU; Uxúe Barkos de Geroa Bai; Olaia Fernández Dávila del BNG; Alfred Bosch de ERC; Ana Oramas de Coalición Canaria – Nueva Canaria y el resto de portavoces han participado en este acto solemne y sobrio.

“La sociedad española tiene una deuda moral con las víctimas; y por ello hay que mantener vivo en la memoria el alto precio que han pagado”, ha dicho. Con cada homenaje un año más el Congreso, quiere hacer llegar a todas las víctimas del terrorismo, del modo más cálido, el apoyo, cariño y comprensión, de las fuerzas políticas, ha explicado el presidente. Esa cercanía, apoyo y solidaridad la ha hecho extensiva también a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a las Fuerzas Armadas, víctimas del terrorismo casi exclusivas durante muchos años. “Este reconocimiento sería estéril si no estuviera unido a un firme compromiso en la lucha contra el terrorismo y salvaguardar la democracia en todos los españoles”. Nada ha quedado fuera del tintero. “El combate contra el terrorismo continúa y reafirmamos nuestra condena a cualquier enaltecimiento del terrorismo”. También se ha expresado la “ voluntad inquebrantable” para asegurarla convivencia en paz.

“Con respeto, emoción, gratitud y recuerdo de todas y cada una de las víctimas, les ruego un minuto de silencio”, ha pedido el presidente del Congreso. El aplauso tras el silencio duró muchos minutos más con todos los representantes de los ciudadanos dirigiendo la mirada a las tribunas donde de pie se encontraban las víctimas.