Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un empleado del Instituto Nóos escribió la tesina de Urdangarin

Iván Carballido redactó también un texto para un libro de homenaje al exministro Michavilla

ATLAS

Iñaki Urdangarin disponía de un trabajador en el Instituto Nóos para que escribiera por él. Ya fuera su tesina, un discurso o la introducción a un libro en homenaje a un amigo. Se trata de Iván Carballido, que ejerció como responsable de ediciones de la entidad sin ánimo de lucro con la que Urdangarin y su exsocio, Diego Torres, lograron adjudicaciones millonarias de varias Administraciones.

Torres, precisamente, ha remitido nuevos correos electrónicos al Juzgado de Instrucción número 3 de Palma que ponen de manifiesto cómo Carballido ejercía de escriba del yerno del Rey. "Buenos días, a ver si me podéis ayudar", escribe Urdangarin en un correo de marzo de 2005. El duque de Palma informa de que está preparando un pequeño texto para el libro de "un conocido de mi mujer y mío". Se refiere al exministro de Justicia José María Michavila, del PP.

Urdangarin precisa que les han pedido "una cara del libro", aunque matiza que "no hay que llenarla entera". Y da instrucciones al empleado de Nóos Mario Sorribas —que las traslada a Carballido— de una serie de "aspectos" que pueden destacarse del ministro y de su relación con él: "Le hemos conocido en los últimos cuatro años; ha sido ministro con 40 años y destacar de ello su low profile; hombre de familia; alta capacidad de escucha a todos los niveles; amigo de sus amigos".

Unos días más tarde, Carballido le responde y le envía "una primera versión" para el "libro-homenaje" a Michavila. "Quizás consideres un poco exagerado el tono que he utilizado", dice el empleado, que se presta a buscar "un punto emocional óptimo" para el texto.

Otros correos electrónicos entregados al juez por el abogado de Torres, Manuel González Peeters, certifican que Carballido también participó en la elaboración de la tesina de Urdangarin. En mayo de 2005, Carballido, de hecho, se queja a Sorribas por la gran cantidad de trabajo que asume. Entre otras cosas, el que le acarrea "la tesina de Iñaki".

Su tarea, sin embargo, no se limitaba a la de amanuense. En otro correo, ya en 2007, Carballido pide a Torres la dirección electrónica de Urdangarin "para enviarle las instrucciones del login y el manejo básico del Diario de la Fundación" en Internet.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >