Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP debe detallar los pagos a dirigentes en “gastos de representación” hasta 2012

La contabilidad del PP del periodo solicitado por Ruz, de 2004 a 2012, es especialmente opaca

Ampliar foto

Buena parte de la documentación que el juez Pablo Ruz ha solicitado para aclarar el rompecabezas de los papeles de Bárcenas se centra en los “gastos de representación” que el Partido Popular paga a sus dirigentes. En concreto, el juez pide la cuenta que los detalla en el periodo 2004 al 2012, “incluidas las órdenes de transferencia bancaria de las anotaciones contables acreditativas de los pagos”. En ese periodo la contabilidad remitida por la formación conservadora al Tribunal de Cuentas se vuelve especialmente opaca. Aparecen los nombres de miembros o exmiembros de la Ejecutiva como Mariano Rajoy, Javier Arenas, Jaime Mayor Oreja, Pío García Escudero, Ángel Acebes o el de la actual número dos, María Dolores de Cospedal, pero con pequeñas cantidades asignadas y no de forma periódica. La contabilidad oficial contrasta, sin embargo, con la propia declaración de IRPF que hizo pública el presidente del Gobierno y con la información que posteriormente envió la Agencia Tributaria al juez. En esos documentos se demuestra que esos pagos habían sido periódicos y de sumas elevadas. En el PP, además de los cargos políticos, recibían “gastos de representación” responsables del partido como el propio Bárcenas; el exalcalde de Pozuelo y exmarido de la ministra Ana Mato, Jesús Sepúlveda; el también extesorero Álvaro Lapuerta o Cristóbal Páez, que durante años trabajó como número dos de Bárcenas. El juez trata de averiguar cómo se abonaron y cuánto recibió cada uno solicitando las órdenes bancarias al PP.

Durante su declaración ante el fiscal, el pasado 6 de febrero, el propio Luis Bárcenas justificó que los “gastos de representación”, eran en realidad “sobresueldos”. “El diputado nacional o el senador nacional que estaba teniendo una responsabilidad parlamentaria, como en cualquier empresa, se supone que tiene un nivel de responsabilidad superior, un nivel de horas de dedicación superior”, explicó. El PP declinó ayer hacer comentarios sobre este nuevo requerimiento judicial y, como viene siendo habitual, remitió a la contabilidad que ya se encuentra en manos del juez. Y se escudó en el mensaje habitual: “El caso está bajo secreto de sumario y todo está en la contabilidad oficial del partido que posee el Tribunal de Cuentas”.

El partido también deberá entregar a Ruz nueva documentación sobre las visitas de empresarios a su sede de la calle Génova de Madrid. Ruz quiere los registros de entrada del PP, con detalle del día, mes, año y persona a quién visitaban, de los empresarios imputados en la causa.

Figuran en la lista ocho personas, entre ellas el hermano del exministro Jaime Mayor Oreja (José María), Luis Fernando del Rivero Asensio (Sacyr), Juan Miguel Villar Mir (grupo Villar Mir), o Manuel Contreras (Azvi). También está Antonio Vilela, el apoderado de la constructora catalana Rubau que esta semana admitió haber donado 63.000 euros al Partido Popular “a título personal” como militante de la formación y no en nombre de la empresa.

Se da la circunstancia de que el jefe de seguridad del partido, al menos hasta hace unos meses, era Antonio de la Fuente, cuñado de Bárcenas. Ahora está baja.

Más información