Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE: “Presidente, convóquenos, qué día y a qué hora en Moncloa”

El PP reduce el pacto con los socialistas a negociar tres reformas del Gobierno

Tajani a Rajoy: "En Bruselas tenéis un buen amigo leal".  Mariano Rajoy ha impuesto este mediodía al vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani, la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Tajani le ha recordado a Rajoy que en Bruselas cuenta "con un buen amigo leal".

No  hay que cerrar las puertas que aún no se han abierto, pero los cerrojos siguen echados. Esta es la impresión soterrada de la oposición sobre la oferta del PSOE al Gobierno para emprender un proceso de diálogo que debería terminar en pactos sectoriales, si no es posible un pacto de Estado o de concertación nacional. El partido que lo propone, el PSOE, no quiere dejarse llevar por el pesimismo y pide al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se lea el documento y, después, convoque a las fuerzas políticas, a los sindicatos y empresarios. “Presidente, convoque, qué día y a qué hora en Moncloa”. Esta es la fórmula elegida por la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, expresada en tono respetuoso y comedido, para dar muestra de que en ningún caso el PSOE se rinde porque el intento del pacto, “en beneficio de los ciudadanos, merece la pena”.

Quizá la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, ha cargado las tintas sobre la bondad de un posible pacto y lo mucho que beneficiaría al Gobierno, toda vez que los ciudadanos lo quieren, ante la tibia respuesta que se lanza desde el Gobierno y que había puesto de manifiesto solo un rato antes el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro. Este dirigente sí ha resaltado la conveniencia de pactar, pero su concepción del acuerdo presenta matices diferenciados de la oferta que ya ha puesto el PSOE sobre la mesa. De los diez puntos que el PSOE ha presentado, no ha dicho nada el PP, sino que vuelve a referirse, como ya ha hecho el presidente y la vicepresidenta, a la agenda gubernamental y a la “oportunidad” que tiene el PSOE de “rectificar” y apoyar al Gobierno.

Esta oportunidad de “contribuir” a sacar a España de la crisis, según el marco en el que el Gobierno establece la negociación, puede demostrarla el PSOE si se aviene a negociar sobre tres reformas que el Ejecutivo tiene en marcha: Ley de Transparencia, sostenibilidad de las pensiones y reforma de las Administraciones. “Sobre estos tres puntos se verá la voluntad del PSOE de dialogar y negociar”, ha dicho Bermúdez de Castro. Antes ha reiterado la doctrina gubernamental, expuesta por Rajoy en el pleno de la pasada semana, según la cual el Gobierno no puede pactar nada con el PSOE porque este propone “políticas equivocadas” que han llevado a España a la situación actual. Esta reiteración de Rajoy llevó al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a renegar del pasado y del presente. “Ni las políticas de Zapatero, ni las de Rajoy : Las de Rubalcaba”.

Este golpe en la mesa fue la única fórmula que el líder del PSOE encontró para salir del “debate imposible” en el que le metía Rajoy. Con el argumento de que todo lo que hizo el PSOE fue pernicioso, el presidente del Gobierno desecha habitualmente las propuestas de los socialistas, sin entrar en los contenidos. Aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, señaló ayer, en su comparecencia con el primer ministro portugués, que leería el documento que le había enviado Rubalcaba, la respuesta de hoy de su grupo parlamentaria recuerda a la estrategia habitual. “El pacto que propone el señor Rubalcaba es positivo siempre que el PSOE cambie de estrategia y abandone su práctica de negarse a todo”. Y ha aclarado de qué se puede hablar: “Si es un pacto en base a reformas, bien, pero si se trata de ir a políticas fracasadas y de incremento de gasto, no”.

¿Para qué perder el tiempo con propuestas que no conducen a nada? Esta es la posición escéptica y distante que defiende Izquierda Plural, a través de los portavoces José Luis Centella (IU) y Joan Coscubiela (ICV). Para ambos no hay razón de pedir pactos de Estado, sino que debe acudirse a asuntos muy concretos, como es el debate urgente de un pleno sobre Empleo. Hoy mismo lo han solicitado. Pero el PSOE no tira la toalla cuando el presidente aún no ha leído el documento y mantiene la confianza de que haya una reunión. “Emplácenos”, le pidió Rubalcaba. Día y hora, le ha solicitado hoy la portavoz socialista.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >