Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Logroño pone trabas para asistir a los plenos

Las normas exigen pedir cita, en un teléfono de pago, y prohíben exhibir pancartas toda la sesión

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra. EUROPA PRESS

Con cita previa, con llamada de pago, y siempre que haya aforo. Además, no se podrán exhibir pancartas de forma continuada. Esa es la nueva norma del Ayuntamiento de Logroño para poder acceder y asistir a los plenos de la corporación municipal. El PP aprobó la semana pasada las instrucciones que regulan el “normal desarrollo de las sesiones plenarias”. Tras varios actos de protesta, los populares han optado por disponer de unas medidas de control ante “conductas que han alterado el orden del pleno”. El jueves se celebra la primera sesión con las nuevas instrucciones.

Miembros de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), trabajadores municipales y la propia policía han sido algunos de los colectivos que se han congregado en el salón de plenos de Logroño para manifestar sus protestas ante políticas tanto locales como estatales, en unos momentos en los que el derecho de protesta es lo que une a muchos colectivos. El concejal de Interior del Ayuntamiento de Logroño, Miguel Sáinz, asegura que no se trata de limitar el acceso sino de controlarlo “de una manera distinta”.

A partir de ahora, tendrán de pedir hora, hasta con cuatro días de antelación, en el teléfono 010, que tiene una tarifa reducida, dependiendo del operador, aportar nombre y DNI y esperar a que el aforo no esté cubierto para poder acceder, el día del pleno, al puesto que se le asigna. El 010 facilitará entonces el listado de asistentes a la policía local “para facilitar el control de acceso” e indicará, además, “su ubicación en la planta baja o anfiteatro, en base al orden de presentación de la solicitud de asistencia”. Si el salón no está lleno, podrán entrar quienes lo soliciten, hasta cubrir aforo que, en el edificio diseñado por Moneo, es de alrededor de 150 personas.

La concejal socialista encargada de los temas de Participación Ciudadana, Inmaculada Sáenz, acusa al PP de incoherencia al fomentar, por un lado, la transparencia, y, por otro, "ponga impedimentos para acudir a los plenos". "Vienen a protestar porque están en su derecho", alega la socialista que asegura que no ha ocurrido nada extraordinario para que se adopte esta medida.

El Gobierno municipal se compromete a realizar una “rápida y amplia difusión” de la convocatoria de los plenos, así como del orden del día para que los interesados puedan programarse la “visita”. Y asegura que las medidas se han adoptado después de que, en más de una ocasión, se vieran obligados a interrumpir la sesión. EL PSOE votó en contra al considerarlas restrictivas con el acceso.

La fórmula tampoco ha gustado a algunos colectivos que consideran que se está limitando la “participación ciudadana". Por ello, Asamblea Logroño, que reúne a varias organizaciones, ha llamado a participar en una acción antes y después de la sesión plenaria del jueves.