Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran llama al diálogo con el Gobierno y vaticina el distanciamiento de ERC

El portavoz de CiU en el Congreso afirma que Cataluña no quiere ser el “Kosovo de turno”

Josep Antoni Duran Lleida, durante su intervención en un desayuno informativo.
Josep Antoni Duran Lleida, durante su intervención en un desayuno informativo. EFE

El portavoz de Convergència i Unió en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, marcó ayer perfil propio durante un coloquio de Nueva Economía Fórum en Madrid y vaticinó que Esquerra Republicana se irá “despegando” de CiU en el futuro, cuestionando así el pacto de estabilidad que nacionalistas y republicanos firmaron en Cataluña el pasado diciembre. Duran aseguró que “existe una impresión creciente” de que difícilmente podrá hacerse una consulta legal catalana sin acuerdo con el Gobierno central. Dejó claro que Cataluña no quiere ser el “Kosovo de turno”. Estas palabras molestaron sobremanera a Esquerra Republicana, que ve en Duran como el principal obstáculo en Cataluña para celebrar el referéndum soberanista.

Duran acudió al foro con la intención de visualizar la cara más pactista de Convergència i Unió y dar el mayor relieve posible a la nueva estrategia de Artur Mas de favorecer el diálogo con el Gobierno central sin renunciar a la consulta. La asfixia económica de la Generalitat ha obligado a este giro y el Gobierno correspondió ayer asistiendo a la conferencia del democristiano. De esta forma, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, acudieron al foro. Ello contrasta con la última conferencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas, en Madrid, a la que no acudió ningún miembro del Gobierno.

Duran abogó ayer por “el diálogo sin reservas y el reconocimiento de la legitimidad del otro”. Eso sí, aseguró que ningún gesto del Gobierno central hará renunciar a CiU a la voluntad de celebrar una consulta. “Ese compromiso sigue formando parte de la hoja de ruta de CiU”, garantizó.

Preguntado por la posibilidad de que si hay un acercamiento con el Gobierno central CiU vaya a alejarse de ERC, Duran dijo que más bien tiene la impresión de que es ERC quien se va “a ir despegando” de Convergencia i Unió.

Subrayó que él debe ser leal a ERC después de que fuera la única fuerza política que pactó con CiU, pero insistió en que “es evidente que ha habido signos públicos” de que se está desmarcando de las decisiones del Gobierno de la Generalitat.

Entre esos signos citó la posición de ERC ante la reducción del presupuesto de la corporación catalana de medios de comunicación.

Aseguró que la vocación más intensa de Cataluña ha sido siempre regenerar España y no la creación de un Estado propio, pero lamentó que “España no conteste y siempre hemos encontrado una pared que, ahora”, dijo, “se ha convertido en un muro”.

Para él, hay un aumento notable de los que, en Cataluña, ahora son partidarios de un “adiós, España”.

Las palabras de Duran han sido recibidas con críticas por parte de Esquerra Republicana, que ha exigido a Artur Mas que diga si las comparte. El portavoz republicano en el Congreso, Alfred Bosch, ha lamentado las “dudas” expresadas por Duran acerca del proceso soberanista.

En Barcelona también han continuado las complicaciones para Convergència Democràtica. Este jueves el director de la fundación CatDem, vinculada al partido, ha anunciado su dimisión. Agustí Colominas, como responsable de la entidad, había hecho numerosas críticas en las últimas semanas al pacto con ERC y había reclamado a Oriol Pujol, secretario general de CDC, que dimitiera al ser imputado.