Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navarro pone contra las cuerdas a Chacón

El líder del PSC afirma que la exministra solo será candidata si acepta la consulta

Carme Chacón y Pere Navarro, en noviembre de 2012. Ampliar foto
Carme Chacón y Pere Navarro, en noviembre de 2012. EFE

Si las relaciones entre PSOE y PSC han quedado muy afectadas por la votación sobre el derecho a decidir en el Congreso, lo mismo ha ocurrido con los vínculos entre la exministra Carme Chacón y el Partit dels Socialistes. Chacón y Pere Navarro, el líder del PSC, volvieron a ahondar ayer su distanciamiento público después de que la ministra se desmarcara de su partido y del PSOE y quedase en tierra de nadie al abstenerse en la votación del Congreso. “El candidato que debamos elegir cuando toque tiene que aceptar y defender el programa electoral del PSC y nosotros estamos comprometidos con la defensa del derecho a decidir en una consulta como principio democrático”, dijo Navarro a Efe.

La exministra replicó horas después. “Nunca se me ocurriría presentarme ante la ciudadanía con un programa electoral en el que no creo”, declaró a EL PAÍS. En ese sentido recordó que el programa que llevó al PSC en las elecciones generales, y del que ella fue cabeza de lista por Barcelona, “defendía el entendimiento entre Cataluña y España, que es en lo que yo creo firmemente”. El de las autonómicas, por el contrario, recogía el derecho a decidir.

El entorno de Chacón reitera que la toma de postura de la exministra en la votación del martes no guarda relación con sus aspiraciones para ser la candidata del PSOE en las próximas elecciones e incluso para liderar el partido. “Lo más fácil habría sido votar que sí y alinearse con el PSOE”, dicen sus colaboradores. “Lo que ha hecho es por convicciones”, añaden. El tacticismo que caracteriza a Chacón choca con el dilema de estar a favor o en contra del derecho de autodeterminación.

En esa tesitura parece que Chacón tiene el corazón partido entre el PSC, al que tanto le debe y que hasta ahora siempre la había apoyado, y el PSOE en el que no deja de pensar como objetivo final. Antes del martes, le resultaba impensable, además, que el primer secretario del PSC se desmarcase de ella tan claramente y le devolviera la pelota que le envió cuando puso su escaño a disposición de Navarro. Es ella la que debe decidir en conciencia, le replicó.

Por primera vez, sin embargo, fuentes cercanas a Chacón admiten que, según como evolucione esta crisis, la exministra podría abandonar la política y lanzar la toalla, tanto en Madrid como en Barcelona. El entorno de Chacón considera que el distanciamiento entre PSOE y PSC deben resolverlo Alfredo Pérez Rubalcaba y Pere Navarro y, por extensión, ambas direcciones, sin que afecte a los diputados.