Monago presume de “hacer historia” al bajar el objetivo de déficit en Extremadura

El presidente habla del “milagro en la autonomía más saneada de España”

Terminar el año por debajo del objetivo de déficit da puntos o, como presumió ayer el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, del PP, “hace historia”. En la frenética carrera por destacarse entre las comunidades cumplidoras en 2012, Monago utilizó ayer el tono de los grandes momentos para anunciar que su Gobierno logró cerrar el ejercicio con un déficit del 0,97%, medio punto menos del autorizado (del 1,5% para las autonomías): “Si todas las Comunidades Autónomas fuéramos empresas, Extremadura sería la más saneada de España”, afirmó, echando mano de un símil que otros presidentes autonómicos han usado en el pasado. Otras cuatro comunidades han publicado sus datos y todas, excepto Cataluña (2,3%), han cumplido: Madrid (1,13%), Castilla-La Mancha (1,48%) y Castilla y León (1,38%).

En el discurso de Monago no hubo ni rastro de alusiones a la crisis. Muy al contrario, llegó a atribuir a su gestión lo que llamó “milagro extremeño”. Lo consiguió, dijo, a costa de meter la tijera en varias consejerías para ahorrarse 96,3 millones de euros. Mencionó en esa partida reducciones de presupuesto en publicidad, coches oficiales, cargos de confianza, viajes, protocolo y hasta facturas de teléfono para subrayar que su comunidad no ha tenido que echar mano del fondo de rescate autonómico (FLA) para pagar a sus proveedores, como sí han hecho otras.

Lo que no mencionó Monago fue el efecto de la subida de impuestos aprobada por su Gobierno gracias a la Ley de Medidas Urgentes en materia tributaria el pasado 2 de julio. Tal y como dictaba el preámbulo, la reforma estaba pensada para “reducir el déficit público por la vía del incremento de los ingresos”, algo que Extremadura consiguió con alzas en las tasas de Juego, el impuesto de Hidrocarburos (conocido como céntimo sanitario) y los tributos propios, en especial el que afecta a la producción eléctrica. Los recortes hicieron el resto y facilitaron que Extremadura corrigiese el rumbo en la recta final del año, dado que en el tercer trimestre la comunidad rozaba el techo de déficit para todo el ejercicio.

Obviando que el paro en Extremadura se ha disparado desde 2011 (la tasa EPA pasó del 28,5% al 34% en 2012 y ahora se sitúa ocho puntos por encima de la media española), el presidente insistió en que gracias al cumplimiento del déficit su comunidad está preparada “para estimular un crecimiento sólido y ordenado”, de la economía. Después llegaron los reproches: “Fedea [Fundación de Estudios de Economía Aplicada], que creía que estaba fuera de nuestras posibilidades el cumplimiento del déficit, apostaba por un 3%. Apuesta equivocada”, sentenció. A la agencia de calificación crediticia Moodys, que en octubre rebajó la nota a la comunidad al nivel de “bono basura”, se dirigió exigiendo una rectificación: “Nos bajasteis dos escalones y ahora vais a tener que subir, al menos, tres. Extremadura es la economía regional en España con menos déficit, menos deuda y más atractiva para invertir”.

La tasa de paro se ha disparado al 34%, ocho puntos sobre la media

El PSOE se preguntó de dónde salen los 1.000 millones que Monago dice haberse ahorrado. “La respuesta es que inflaron las cifras. Dijeron que recibieron la Junta [tras las elecciones de mayo de 2011] con un déficit del 6,8% y era del 2,5%. Fueron ellos quienes lo subieron al 4,5% ese año”, aseguró Guillermo Fernández Vara, que tachó al presidente de “campeón de los recortes y el paro”. El secretario general de los socialistas recordó que desde que el PP gobierna ha pagado una enorme “factura social” que ha provocado 60.000 parados más, el despido de más de 800 profesores; el crecimiento del abandono escolar en edades tempranas; el aumento de la tarifa del agua o el cierre de los llamados Puntos de Atención Continuada para la asistencia sanitaria. El número de parados ha alcanzado los 173.600 y unos 70.000 no cobran prestación. Izquierda Unida, que sostiene al gobierno del PP en la comunidad, lamentó la pérdida de “derechos sociales”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Lo que Extremadura califica de “milagro”, también ha ocurrido, quizá de forma más sorprendente, en otra de las comunidades que cambiaron de Gobierno en 2011. En Castilla-La Mancha su presidenta, María Dolores de Cospedal, anunció hace una semana que el déficit bajó del 7,7% en 2011 al 1,479%. Todo en menos de 12 meses gracias, supuestamente, a los recortes.

El PSOE reprocha que se haya pagado una enorme “factura social”

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Sobre la firma

María Fernández

Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS