Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre detrás de las infantas

García Revenga fue profesor de doña Elena y asesora a las hijas del Rey desde 1993

El secretario de las infantas Elena y Cristina, Carlos García Revenga, en una imagen de 2011. Ampliar foto
El secretario de las infantas Elena y Cristina, Carlos García Revenga, en una imagen de 2011.

Carlos García Revenga, el jefe de la Secretaría de las infantas en La Zarzuela y hasta la fecha hombre de máxima confianza del Rey, conoce a las hijas del Monarca desde bien pequeñas. Licenciado en Magisterio y Pedagogía, fue su profesor en el exclusivo colegio Santa María del Camino, situado en Puerta de Hierro (Madrid). Allí es donde le conoció don Juan Carlos, que en el año 1993 decidió depositar en él toda su confianza para que se convirtiera en la mano derecha de la infanta Elena, en primer lugar, y posteriormente de la infanta Cristina.

Más allá de las tareas de asistencia y representación, García Revenga se fue convirtiendo con el paso de los años en íntimo amigo de la infanta Elena, a la que se ha podido ver acompañando en numerosas ocasiones, desde actos oficiales a actividades de ocio. Durante las pasadas navidades se le vio con ella en sus vacaciones de esquí en la estación de Baqueira-Beret.

En 2007 asesoró a la infanta Elena en la adquisición de una empresa de inversiones

García Revenga fue tesorero del instituto Nóos entre 2004 y 2006, el periodo en el que la institución, presidida por Iñaki Urdangarin y en cuya junta directiva se encontraba la infanta Cristina como vocal, tuvo su máxima actividad. Pese a que formalmente solo figuraba como tesorero, diversos correos reflejan que Urdangarin tomó a García Revenga como consejero en multitud de asuntos. Desde decidir la conveniencia de una entrevista con un medio de comunicación a gestionar la invitación para la inauguración del nuevo Palacio de los Deportes de Madrid. Más allá de su presencia en numerosos actos de la Familia Real, incluidas las bodas de ambas infantas, el secretario también asistió en enero de 2008 a la fiesta del 40 aniversario de Urdangarin en Barcelona

El asesor respaldó a la infanta Elena en una corta aventura empresarial: la adquisición, en diciembre de 2007, de la sociedad Global Cinos Céfalos, una empresa de inversiones en la que García Revenga aparecía como administrador y su hermano, Javier García Revenga, como apoderado. La sociedad solo duró unos meses. Doña Elena, única socia de esta compañía dedicada al asesoramiento contable, financiero e inmobiliario, la disolvió en febrero de 2008 sin explicación alguna y sin que se registrara ningún apunte contable.

Es miembro del patronato de numerosas fundaciones ligadas a la Casa Real

La relación del secretario de las infantas con otras instituciones ligadas a La Zarzuela es extensa. García Revenga está presente en el patronato de varias fundaciones relacionadas con la Familia Real, como la fundación Reina Sofía, la fundación Axa -antes Winterthur, la Real Fábrica de Cristales de La Granja o la Fundación para la Promoción del Deporte Ecuestre, de la que es secretario y presidente.

La imputación del secretario de las infantas y asesor de la Casa Real en el caso Nóos se produce días después de que el exsocio de Urdangarin, Diego Torres, entregara al juez numerosos correos entre el duque de Palma y García Revenga. En uno de ellos Urdangarin indicaba al secretario dónde debía ingresar su esposa, la infanta Cristina, los ingresos correspondientes a sus honorarios de Zarzuela.