Bloque antidesahucios: “Los políticos sentirán el aliento del pueblo en el cogote”

PSOE e Izquierda Plural recalcan que las medidas las aprueba el PP con los demás en contra Las plataformas de afectados por los desahucios presentan 750.000 firmas en el Congreso

El sentimiento con el que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Rodríguez, presentó la pasada semana el plan de 6.000 viviendas de alquiler para afectados por el impago de sus hipotecas, no ha producido ni alivio ni satisfacción ni agradecimiento alguno. Al menos así lo ponen de manifiesto los colectivos organizados por provincias, en unos casos, y por comunidades autónomas, en otras, en torno a las llamadas Plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH), que se han dado cita en el Congreso de los Diputados para presentar 750.000 firmas con las que apoyan la Iniciativa Legislativa Popular, ILP, con medidas diferentes a las que el Gobierno ha puesto en marcha. Dación de la vivienda en pago para saldar la deuda de la hipoteca pero de forma retroactiva; moratoria de todos los desalojos y creación de un alquiler social de viviendas vacías en poder de los bancos. Esta es la tripleta fundamental de medidas que los afectados exigen para que se adopten de inmediato.

“Si no nos hacen caso los políticos sentirán el aliento de los ciudadanos en el cogote; no somos violentos pero les seguiremos en sus domicilios, en sus puestos de trabajo; vamos a señalar a los diputados día y noche, en sus barrios, en sus trabajos, en sus círculos familiares”, ha anunciado en la puerta del Congreso, Ada Colau, representante de la plataforma de Barcelona. A su lado, asentían los representantes de otras plataformas de diferentes regionales, como Madrid y Aragón.

Dación en pago retroactiva; moratoria de todos los desalojos y creación de un alquiler social de viviendas vacías son las principales reclamaciones

La presencia de unas sesenta personas en la puerta principal del Congreso en la Carrera de San Jerónimo tuvo como primera consecuencia el consiguiente forcejeo verbal con los miembros de la Policía Nacional. Estos les recordaron que no es posible manifestarse en las puertas del Congreso. Pero todo se resolvió sin problemas enseguida. La policía autorizó a una representación de los afectados a que entraran en el Congreso para que registraran la Iniciativa Legislativa Popular y que hicieran declaraciones en la acera de enfrente del Congreso. “No nos dejan pasar porque somos extranjeros”, decía una señora de origen latino con un cartelito en el que se leía “stop desahucios”. La realidad es que al Congreso nadie puede pasar sin autorización o sin invitación de la propia Cámara o de los grupos parlamentarios.

No había muchos diputados por los alrededores a la hora que llegaron los miembros de las plataformas, en torno a las once de la mañana, ya que los portavoces parlamentarios estaban dentro, en sus despachos, desde mucho antes y hoy no había ni pleno ni comisiones. Sí apareció Gaspar Llamazares de Izquierda Plural , que entraba en ese momento, aunque no quiso hacer declaraciones porque el protagonismo era de los afectados. “Gracias Don Gaspar”, le dijeron algunos de los afectados, mientras Ada Colau y otros portavoces de las plataformas estaban aún en el registrando su iniciativa.

Cayo Lara, su jefe de filas sí hizo unas declaraciones entre la gente dentro de la Cámara y también después, en la sala de prensa de la Cámara Baja. Con rotundidad y claridad se expresó Ada Colau al declarar que a partir de hoy, con la entrega de los cientos de miles de firmas que avalan la Iniciativa Legislativa Popular, se produce “un punto de inflexión” en las acciones de los afectados por el impago de hipotecas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esta representante dio muestras de conocer perfectamente la Ley Hipotecaria actual –“anómala y perversa “– que quita la casa al que no paga sus cuotas al banco pero, además, mantiene la deuda, agrandada por los intereses de demora. Las medidas adoptadas por el gobierno el pasado mes de noviembre “ha llegado muy tarde y de forma totalmente limitada ya que excluye a la inmensa mayoría”. Esta queja de Colau la suscriben los grupos parlamentarios de oposición y también la Defensora del Pueblo.

¿Qué se puede hacer? La Plataforma pide al Congreso que apruebe de inmediato las medidas que propone bien por la vía del decreto o con la toma en consideración de la ILP, que han presentado. Estas iniciativas si no hay voluntad política de acelerarlas pueden pasar a la cola y debatirse – no quiere decir que se aprueben – en un año. “Si no se aprueban culparemos directamente a los diputados del sufrimiento de muchísima gente”, advirtió Colau. Los parlamentarios recibirán individualmente una carta de la Plataforma para que apoyen estas medidas “sin matices y sin rebajas”, además de solicitar una entrevista a todos los portavoces el próximo 5 de febrero. Si no hay respuesta favorable se convocarán concentraciones en toda España el próximo 15 de febrero, además de llevar a cabo el hostigamiento a los diputados, allá donde estén. “Les vamos a señalar día y noche en sus barrios, trabajos y círculos familiares”, han anunciado.

A estas advertencias pudieron responder casi de inmediato la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, y el coordinador general de IU, Cayo Lara, que tenían prevista sus comparecencias para hablar del nuevo dato del desempleo. Ambos tienen razón en recordar que llevan meses tratando de modificar la política de desahucios con un plantel de iniciativas en la misma línea que las presentadas por las Plataformas. Pero no salen adelante. “Las políticas que se aprueban en el Congreso vienen avaladas por los diputados del PP y con el rechazo del resto de la oposición; No es el Congreso el que aprueba sino el PP”, enfatizó Soraya Rodríguez.

Eso sí, faltó decir que la mayoría parlamentaria del PP viene por su triunfo electoral en noviembre de 2011. Desde el nacimiento del 15-M, y con más ahínco desde la aparición del movimiento 25 de septiembre con el lema general de “rodear el Congreso”, los manifestantes arremeten contra el Congreso y no contra la mayoría parlamentaria del PP que aprueba las leyes contra las que se manifiestan. Ha vuelto a pasar hoy. Los manifestantes que acompañaban a los representantes de las Plataformas contra loa desahucios coreaban estos lemas mirando al Congreso: “Detrás de los leones están los ladrones”; “Ahí está la cueva de Alí Babá”.

Sobre la firma

A. Díez | CORRESPONSAL POLÍTICA

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS