Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Algunos dirigentes niegan los pagos y Aguirre pide que el PP investigue

La secretaria del PP niega que el partido manejara dinero procedente de comisiones ilegales

Bárcenas ha seguido entrando y saliendo de la sede del PP

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, ha negado que el extesorero del partido Luis Bárcenas pagara sobresueldos en negro a dirigentes del partido. "No me consta que se haya producido durante mi época como secretaria general. Rotundamente, no", ha indicado en una entrevista en la cadena Cope, para luego precisar que "con anterioridad tampoco". "No se ha producido", ha insistido. La expresidenta de la comunidad de Madrid, en Los desayunos de TVE, ha reiterado que debe investigarse "caiga quien caiga". El caso, ha dicho Aguirre, debe ser estudiado "a fondo" y de confirmarse sería "un escándalo político financiero tremendo".

Preguntada por si el presidente del partido, Mariano Rajoy, debería intervenir, la expresidenta de la comunidad de Madrid ha recordado que ya en el caso Naseiro, que afectó al PP, se hizo una investigación interna, que estuvo dirigida por el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, pero que no sabe si ahora "es el caso de hacerlo".

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, también ha asegurado que no le consta que durante su etapa como secretario general del partido (1999 a 2003) existieran pagos de sobresueldos a miembros del PP de modo irregular. "No era ninguna práctica y además no había pago en B. Todo pasaba por Hacienda y por el Tribunal de Cuentas. No había ninguna práctica. Se lo digo con toda nitidez y tajantamente". Arenas ha negado además que en el PP se sientan "chantajeados" por Bárcenas.

Ángel Acebes, que sustituyó a Arenas al frente de la Secretaría General del PP en 2004, también ha afirmado que “nunca” se han pagado sobresueldos en B a cargos del partido y que todas las remuneraciones eran con retenciones, se declaraban a Hacienda y se atenían a la legalidad.

Acebes, quien ha recordado que está apartado de la política y que no forma parte de la dirección de la formación desde 2008, ha insistido en que la contabilidad del partido es “muy clara y muy transparente” y en que “todos los ingresos y todos los gastos han estado perfectamente auditados por el Tribunal de Cuentas”.

El vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Estaban González Pons, ha asegurado que "jamás" ha cobrado "en un sobre, ni dinero que no haya declarado", así como tampoco "nadie" le ha "insinuado" una práctica de este tipo. De esta forma, afirma que no tiene "ningún conocimiento" de que en el PP "esa práctica exista ni que haya existido".

Asimismo, González Pons ha asegurado que "en los últimos tiempos" él "nunca" ha visto a Bárcenas en la sede nacional del PP, si bien cree que "hay una sala donde se guardan las cosas" que usaba el extesorero. "Supongo que por interés suyo y del partido se quedaron en la sede" de Génova, ha apuntado. "Creo que quienes conozcan a Mariano Rajoy y quienes conozcan a José María Aznar sabrán que jamás habrían tolerado este tipo de prácticas", ha finalizado el dirigente popular.

El actual portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha negado haber cobrado sobresueldos: "Jamás, en mi vida, he cobrado de esa forma. Ni yo ni nadie que conozca en el partido".

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha ido en la misma línea y se ha sumado a la lista de dirigentes populares que ha negado conocer a nadie en su partido que haya recibido un sobresueldo en dinero negro por su actividad. Tras entrevistarse con el Rey en la Zarzuela, ha restado "crédito" a "lo que puede decir una persona a la que se le ha descubierto mucho dinero fuera de España".

Alberto Fabra, presidente de la Comunidad Valenciana, ha señalado que el PP en Madrid tiene que hacer una investigación interna para ver si “hubo o no algo” y que todas aquellas personas que se hayan podido aprovechar de un cargo en el parido o en la vida pública dejen de la vida política.

El líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti, se ha mostrado disgustado por las noticias de los sobresueldos. "He desayunado regular porque soy presidente de un partido en el que la gente se juega la vida por cero euros y arriesga a su familia, arriesga su prestigio y, su tranquilidad por defender unas ideas y lo que he visto no me gusta".

El presidente del Gobierno y del PP riojano, Pedro Sanz, ha pedido “especialmente” a su partido que clarifique los hechos en torno a Bárcenas y ha planteado que la transparencia es el mejor instrumento para ganar credibilidad ante los ciudadanos. “La política tiene mucho que ver con la honradez y sin honradez no puede haber política”, ha apuntado.

El portavoz del Gobierno balear, Rafael Bosch, se ha reconocido sorprendido por las información sobre el caso. Según ha dicho, no le consta que haya habido sobresueldos en negro. Bosch ha admitido que esta información “puede crear una situación social de preocupación”, si bien ha destacado que los hechos que se comentan no afectan a las finanzas del PP en las islas, sino del partido a nivel nacional.

El portavoz del Gobierno murciano, José Ballesta, ha manifestado que la posición del partido respecto al caso Bárcenas es “unánime” y ha reclamado un castigo “ejemplar”. Ballesta ha tachado de "absolutamente intolerable e indecente" que alguien haya podido enriquecerse mediante los mecanismos como los que están apareciendo publicados.

Y también se ha pronunciado el abogado de Bárcenas, Miguel Bajo, quien ha instado al PP y a Hacienda a abrir sendas investigaciones sobre la información que apunta al pago de sobresueldos a la cúpula de Génova. "El PP tendrá que abrir una investigación de esto y Hacienda Pública y la Agencia Tributaria tendrá que abrir otra y con el resultado después se sabrá", ha manifestado Bajo.

Bárcenas ha seguido durante todos estos meses entrando y saliendo de la sede nacional del partido con absoluta normalidad y mucha frecuencia, según varios dirigentes populares. El extesorero, lejos de haber sido declarado persona non grata en esa sede, la visitaba –al menos hasta el miércoles- con toda la frecuencia que él quería, que era mucha. Se encontraba por los pasillos con dirigentes, les pedía cosas, trataba de buscar ayuda para sus asuntos judiciales y sus actividades económicas, que siguen siendo muy importantes. Muchos comentaban en privado la presencia de Bárcenas, que les seguía sorprendiendo. Pero nadie se animó a decirle que no fuera más, ni siquiera el único con autoridad para hacerlo: Rajoy.

Bárcenas estuvo pagando sobresueldos a miembros de la Ejecutiva nacional del PP y otros altos cargos durante años con fondos procedentes de dinero que lograban de contratistas y otras empresas, según afirmaron a este periódico fuentes de su entorno. Según informa hoy el diario El Mundo, secretarios ejecutivos, cargos públicos y miembros del aparato del partido fueron los receptores de sobresueldos en negro procedentes de los fondos pagados por constructoras, empresas de seguridad y donaciones. Estos altos cargos habrían recibido mensualmente y hasta 2009 (tiempo en el que Bárcenas ejerció de gerente del partido) sobres con cantidades que oscilaban entre los 5.000 y los 15.000 euros.

Luis Bárcenas, que está siendo investigado en el marco del caso Gürtel y que llegó a tener ocultos en Suiza hasta 22 millones de euros, habría pagado esos sobresueldos durante dos décadas; una práctica que el presidente del PP, Mariano Rajoy,  habría permitido desde 2004 y durante cinco años, hasta que ordenó a la secretaria general del partido acabar con esa práctica. El ahora presidente del Gobierno, según el citado diario, no habría cobrado cantidad alguna.