Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa se plantea agilizar el repliegue en Afganistán, previsto para 2014

Morenés informa en la comisión de Defensa en el Congreso sobre las misiones en el exterior

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha abierto la puerta a agilizar el repliegue militar español en Afganistán, que ha empezado este año y cuyo final está previsto para 2014, ya que la evolución de la misión ISAF está siendo "positiva", informa EP.

Así lo ha explicado en el Congreso el ministro, quien ha precisado que la ISAF de Afganistán es la misión "más complicada y costosa". En este momento hay 1.406 militares, principalmente en Bagdhis y Herat, cuya presencia ha costado a Defensa casi 443 millones de euros este año.

Morenés, que acaba de visitar a los militares españoles en Afganistán acompañando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recordado que el plan de repliegue previsto debía comenzar este año, y así se ha hecho reduciendo la presencia en un 10%, continuará en 2013, que debe terminar con la mitad de efectivos, y acabará completamente en 2014.

Ahora bien, el ministro considera que la evolución de la misión en Afganistán está "siendo razonablemente positiva", por lo que Defensa está estudiando la posibilidad de adelantar los plazos e incrementar en lo posible la fluidez del retorno de las tropas, al menos en lo que se refiere a las principales posiciones. Eso sí, el titular de Defensa ha condicionado esta revisión de los planes de repliegue a los principios básicos de la seguridad de las tropas españoles, el compromiso y la coordinación con el resto de socios de ISAF y "siempre que no haya contrariedades que empeoren la situación".

No obstante, el repliegue no significa que España abandone Afganistán. Según comunicó Rajoy el pasado sábado al presidente afgano, Hamid Karzai, España seguirá en el país asiático después de 2014. El jefe de Gobierno español no cuantificó cuál será la presencia militar española dentro de dos años, pero reveló que negocia con sus aliados quedarse en la base de Herat, en la que ahora tiene 369 efectivos.

Morenés ha insistido en esta idea al destacar que la lucha "contra el mal" por la que se inició la operación militar internacional en Afganistán "no termina nunca" y seguirá adelante. De esta manera respondió el ministro, en su intervención final ante la Comisión de Defensa del Congreso, a quienes tachan de "fracaso" esa operación porque el terrorismo no solo ha desaparecido sino que se ha extendido a otras zonas. "No entendemos que es un fracaso", ha asegurado, porque las cifras indican que la situación es "mejor que cuando entraron, hace 12 años", informa Servimedia. Aunque ha reconocido que no es "el éxito total", ha subrayado que los afganos tienen ahora mejores infraestructuras, más seguridad y menos analfabetismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >