Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Botella será exonerada del Madrid Arena por tener delegadas sus funciones

La cifra de imputados pasará de 11 a 16 personas, entre ellas el edil Pedro Calvo

Las investigaciones sobre la tragedia ocupan ya varios miles de folios

Ana Botella junto a Pedro Calvo. Ampliar foto
Ana Botella junto a Pedro Calvo.

La cifra de imputados por la tragedia de Halloween en el Madrid Arena se elevará de 11 a 16 personas en los próximos días e incluirá, como cargo político de mayor relevancia, a Pedro Calvo, el concejal responsable del pabellón donde se produjo la tragedia, según fuentes cercanas a la investigación que desarrollan el magistrado Eduardo López Palop y la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que dirige Manuel Moix.

La imputación judicial de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, está prácticamente descartada, según las mismas fuentes, dado que, jurídicamente, ella tiene delegadas sus funciones en los concejales de área de su Corporación. En concreto, la gestión, control y vigilancia del pabellón Madrid Arena, donde murieron aplastadas cinco jóvenes el pasado 1 de noviembre, la tenía asignada el exconcejal de Economía, Pedro Calvo por delegación de la alcaldía. Este edil dimitió días después de la tragedia de las responsabilidades inherentes a su área, en la que se incluye la sociedad dueña del pabellón, Madrid Espacios y Congresos. No obstante, decidió mantener el acta de concejal.

“Salvo que alguien llegue y aporte pruebas concretas de la implicación directa o indirecta de la alcaldesa en los hechos, al menos de momento no cabe imputarla”, sostienen las citadas fuentes. En cambio, no está claro aún si acabará o no como inculpado el concejal responsable de la Policía Municipal de Madrid, Antonio de Guindos. Este, no obstante, tendrá que aclarar cuántos agentes fueron desplazados esa noche al recinto Madrid Arena (los responsables de la fiesta han denunciado que la presencia policial fue casi nula) y por qué no se controló un botellón ilegal que esa noche celebraron cientos de jóvenes en el aparcamiento que hay dentro del perímetro del recinto.

Las primeras pesquisas concluyen que la causa de la tragedia fue la irrupción desordenada y sin control en la pista central, momentos antes del inicio de la actuación estelar del DJ Steve Aoki, de los jóvenes que habían intervenido en el botellón. A estos jóvenes se les condujo directamente desde la calle, a través de una salida de emergencias del recinto, hasta la pista central, que estaba anegada de personas y con un brutal exceso de aforo. Los investigadores sostienen que entraron unas 20.000 personas, el doble del aforo.

La actividad del juez y los fiscales será frenética tras la Navidad. Aparte de otros cinco o seis nuevos imputados (básicamente, efectivos del servicio de seguridad del pabellón), tendrán que desfilar por el juzgado una veintena de personas, para ser interrogadas. Muchas de ellas en calidad de testigos, pues se trata de personas que estuvieron aquella noche en la fiesta y que poseen información de primera mano sobre lo ocurrido. Entre los testigos hay víctimas leves de la tragedia, que también quedaron aplastadas en la montaña humana que se formó en uno de los vomitorios del recinto.

Entre los ya imputados que deben declarar a partir del día 15 se hallan Miguel Ángel Flores, el organizador de la fiesta, que lo hará por segunda vez, y su hermano José María, así como el edil Pedro Calvo.

Las diligencias ocupan ya varios miles de folios y, dada la gravedad de lo ocurrido, requieren una atención especial del juez, según fuentes del Consejo General del Poder Judicial. Estas fuentes entienden que habría que proporcionar un juez de apoyo a este magistrado al menos durante los días en que López Palop esté enfrascado en los interrogatorios. “O se hace así o el juzgado se colapsará”, admiten.

Más información