Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP propone elevar a 140 la velocidad en las autopistas de peaje

El Grupo Popular cree que la medida aumentará el uso de estas vías, deficitarias por la crisis

El diputado  del Partido Popular, Francisco Vañó, durante una entrevista, hoy, con Efe. Ampliar foto
El diputado del Partido Popular, Francisco Vañó, durante una entrevista, hoy, con Efe.

El Grupo Popular en el Congreso ha presentado una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a estudiar un incremento de velocidad en las autopistas de peaje. Aunque en el texto no fija el límite máximo, los populares barajan una velocidad de 140 kilómetros por hora.

La iniciativa, para su debate en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad sostenible, ha sido presentada por el diputado popular Francisco Vañó, parapléjico precisamente a causa de un accidente de tráfico. Aunque en declaraciones a Efe admite que puede resultar “llamativo” que sea él quien presente la propuesta, considera que el aumento de velocidad es factible por el alto nivel de seguridad en las autopistas españolas.

“Solo son 20 kilómetros por hora más y para autopistas de peaje”, insiste Vañó, que cree que la medida aumentará el uso de estas vías que, en su opinión, son deficitarias como consecuencia de la crisis.

En la proposición no de ley, el PP advierte que la red de autopistas se ha diseñado para poder circular a más velocidad de la actualmente permitida. Y esgrime argumentos económicos: circular más rápido acorta los tiempos de desplazamiento y ayuda a dinamizar la economía española.

Además, según Vañó, el aumento de velocidad, solo en las vías de peaje, descargaría de tráfico el resto de autovías.

Mientras que las concesionarias de autopistas y los clubes de automovilistas han elogiado la medida propuesta por el PP, las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico tienen claro que “a más velocidad, más probabilidad de sufrir un accidente y con consecuencias más graves”.

En 2013, a 120 por hora

Aunque el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ya ha mostrado su disposición a estudiar el aumento de velocidad, no parece probable que se aplique a corto plazo. “Los presupuestos de 2013 no dan de sí para aumentar la velocidad”, dejó claro el pasado septiembre la directora general de Tráfico, María Seguí, que alude, en cualquier caso, a un máximo de 130 por hora.

Según la responsable de la DGT, solo se aumentará la velocidad siempre que se cumplan tres condiciones: que mejore la economía, que haya un “récord histórico” en baja accidentalidad en los tramos afectados y, siempre, estaría condicionada a las circunstancias del tráfico y las condiciones meteorológicas.