Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
financiación ilegal del PP

El juez imputa a ocho ex altos cargos de Baleares y empresarios

Antoni Juaneda, hombre de confianza de Matas, dimite como director del Gobierno en Menorca

Matas, durante el juicio por el caso Palma Arena.
Matas, durante el juicio por el caso Palma Arena.

Dos años y medio de investigación bajo secreto concluyeron ayer con la citación por parte del juez José Castro, que instruye también el caso Urdangarin, de ocho personas como imputadas por la supuesta financiación ilegal del PP de Baleares. Muchos de los imputados trabajaron para el Gobierno balear de Jaume Matas (2003-2007) y el resto para la empresa de publicidad Over MC, que recibió contratos públicos y, a cambio, financió actos electorales del PP, según la investigación judicial. Entre los imputados se halla el exgerente del PP en Baleares Antonio López Robles, sospechoso de haber manejado dinero opaco y traficado con facturas ficticias para que hoteleros sufragasen, en 2003, gastos de las campañas electorales de Matas. En aquellas elecciones, los hoteleros batallaron junto al PP para derribar al Gobierno de Francesc Antich (PSOE), que implantó la ecotasa. Cinco empresas turísticas abonaron pagos fragmentados por unos 30.000 euros.

En otra pieza del mismo caso, acerca de los sobrecostes del velódromo Palma-Arena y el enriquecimiento del expresidente, consta que López Robles abonó con 80 billetes de 500 euros seis televisores de la polémica vivienda del expolítico. Matas premió a López Robles sus servicios con la gerencia del instituto de investigación médica Cimera-Caubet.

Matas fue, según la investigación judicial, el supuesto cabecilla de la trama de financiación ilegal del PP en las elecciones de 2003 y 2007. Matas ordenó amañar contratos a favor de Over MC, que recibió por esta vía cerca de tres millones. El propietario de la agencia Over MC, el publicitario Daniel Mercado, ha confesado al juez que tenía un pacto con Matas para recibir contratos. El Gobierno balear le favoreció con adjudicaciones a su agencia que luego devolvía en trabajos para el PP.

En el sumario constan decenas de expedientes sospechosos, desde contratos de menos de 12.000 euros hasta uno de 1,09 millones para ferias turísticas. Existen facturas fragmentadas así como obsequios a autoridades y anotaciones de manejos de fondos clandestinos. La portavoz del PP y exconsejera Mabel Cabrer será imputada junto a otros tres exmiembros del Ejecutivo de Matas en las próximas semanas, según han confirmado fuentes judiciales. Al menos cuatro colaboradores directos de Cabrer han sido citados ya por el juez.

Antoni Juaneda, hombre de confianza de Matas, dimitió ayer como director insular del Gobierno en Menorca, al conocerse su imputación en la causa. Otros imputados relevantes son el alcalde de Inca, Rafael Torres; Encarnación Padilla, cuñada del expresidente Matas y ex directora general de Innovación Tecnológica, y Javier Rodrigo de Santos, exgerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma y coordinador de la campaña electoral del PP en 2003, que cumple prisión condenado por malversar dinero público y por abuso de menores.