Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mari Mar Blanco sustituye a Pagaza en la Fundación Víctimas del Terrorismo

Sustituye a Maite Pagazaurtundúa, quien ha ocupado el cargo desde el año 2005

Blanco, durante unas jornadas contra la impunidad celebradas en marzo en San Sebastián.
Blanco, durante unas jornadas contra la impunidad celebradas en marzo en San Sebastián.

María del Mar Blanco ha sido nombrada esta mañana presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FTV) en sustitución de Maite Pagazaurtundua, quien ha ocupado el cargo desde el año 2005. El nombramiento de Blanco, hermana del concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA, ha sido acordado en el transcurso de la reunión del patronato de la fundación, celebrada en Madrid.

El patronato ha nombrado además vicepresidenta de la fundación a Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, en sustitución de Cristina Cuesta Gorostidi. Como segundo vicepresidente ha designado a Tomás Caballero, de la Fundación Tomás Caballero.También se ha acordado el nombramiento de Francisco Zaragoza Lluch, presidente de la Asociación de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en sustitución de José María Jiménez de Laiglesia, patrono fallecido que representaba a la Fundación Manuel Broseta.

Se ha decidido igualmente que la presidenta de la Fundación Gregorio Ordóñez, Ana Iríbar, ocupe la vacante dejada por Blanco. La fundación contará a partir de hoy con un patrono más, Joaquín Vidal, presidente de la Federación de Asociaciones Autonómicas de Víctimas del Terrorismo. Tras esta decisión, continuarán formando parte del patronato de la fundación, renovando su mandato, Conchita Martín López, en representación de la AVT; Natividad Rodríguez Lajo, de la Fundación Fernando Buesa, y Pilar Manjón Gutiérrez, de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo.

La Fundación Víctimas del Terrorismo, de carácter estatal, fue creada en virtud de los acuerdos suscritos entre el PP y el PSOE en el seno del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo de diciembre de 2000. Nació bajo la presidencia del exjefe del Ejecutivo Adolfo Suárez, actualmente presidente de honor, y desde su creación, han sido su máximos responsables Ana María Vidal Abarca, Maite Pagazaurtundúa y, desde hoy, María del Mar Blanco.

Entre los fines de la fundación figura la promoción y divulgación de los valores democráticos, de la defensa de los derechos humanos, la pluralidad y la libertad de los ciudadanos, así como el fomento de la mejor comprensión en todos los ámbitos sociales del colectivo de víctimas del terrorismo. La fundación organiza todo tipo de actividades formativas, como seminarios, jornadas y cursos, además de llevar a cabo programas internacionales o la creación de un fondo cultural de carácter permanente en memoria de las víctimas.

Además del fondo asistencial que se destina a canalizar ayudas a las víctimas, la fundación realiza anualmente una convocatoria de ayudas de las que son beneficiarias todas las asociaciones, colectivos y fundaciones de víctimas del terrorismo existentes en España.