Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU advierte a Escobar que no reconoce la validez de la asamblea que le eligió

El coordinador extremeño y su adversaria declaran ante el órgano federal

Pedro Escobar, izquierda, junto a la secretaria adjunta de Organización, Leonor Jiménez, a su llegada a la Comisión de Garantías de la Ejecutiva Federal de IU. Ampliar foto
Pedro Escobar, izquierda, junto a la secretaria adjunta de Organización, Leonor Jiménez, a su llegada a la Comisión de Garantías de la Ejecutiva Federal de IU. EFE

El pulso continúa entre la dirección federal de Izquierda Unida y su organización extremeña, a cuyo frente está Pedro Escobar. El aparato federal no reconoce aún su liderazgo, después de que fuera elegido el pasado domingo coordinador general sin oponente, al retirarse el grupo denominado La Mayoría, en medio de denuncias de irregularidades de procedimiento. Estas denuncias son las que ayer empezó a investigar la Comisión de Garantías de IU. Pedro Escobar, primero, y después, a última hora de la noche, la denunciante, Margarita González-Jubete, comparecieron ante la instructora del expediente, Gloria Aguilar.

La conclusión de la comisión no se conocerá hasta la próxima semana. Pero al ambiente no es bueno, como se comprobó con la declaración de principios del secretario de Organización de IU, Miguel Reneses. “La dirección federal no reconocerá políticamente esta Asamblea en tanto en cuanto la Comisión Federal de Garantías no dictamine sobre la validez o no de la misma”. Con este aviso se encontró Pedro Escobar al entrar en la sede de IU en Madrid. A la pregunta de si consideraba factible que se anulara la asamblea que le eligió como líder de IU, respondió: “Es una circunstancia que no se va a producir”. El coordinador general extremeño ha presentado a la instructora copiosa documentación sobre la convocatoria de la asamblea, y los pasos previos, para tratar de demostrar que no ha incumplido los estatutos, como denuncia el grupo adversario, que representa en torno al 25% de la organización regional.

Hasta ahora, el coordinador general extremeño sigue su camino, avalado por una mayoría, sin atender los requerimientos de la dirección federal. A través de la Comisión de Garantías, la dirección instó la semana pasada a Escobar a que no celebrara la asamblea, pero él no obedeció.

Llueve sobre mojado. La tensión entre IU y Escobar se remonta a mayo de 2011, cuando este y su mayoría desoyeron las recomendaciones de Cayo Lara, coordinador general de IU, para que intentara formar un pacto de Gobierno con el PSOE. Escobar preguntó a los militantes de IU si querían ese pacto. Para disgusto del equipo de Lara, la respuesta fue negativa, debido a los rencores acumulados hacia el PSOE, que gobernó la región durante más de 30 años sin el menor acuerdo con IU. El resultado fue la investidura de José Antonio Monago, del PP, vencedor de las elecciones sin mayoría absoluta, gracias a la abstención de tres diputados de IU.

Lo nuevo en este año, además de que se mantiene la tensión con Madrid, es la formación de un grupo crítico. “Todo ha sido un gigantesco malentendido”, ha dicho Escobar en su convencimiento de que la Comisión de Garantías no anulará la asamblea en la que fue elegido. La decisión que tome esta comisión es de obligado cumplimiento.