Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anticorrupción ataca al PSOE balear por no fiscalizar los cotos corruptos de UM

El fiscal critica el "pésimo funcionamiento" del pacto de Gobierno entre socialistas y Unió

Afirma que no había control de las consejerías y empresas públicas controladas por cada partido

Miquel Nadal, a la derecha, sale con su abogado de la Audiencia de Palma el martes.
Miquel Nadal, a la derecha, sale con su abogado de la Audiencia de Palma el martes. EFE

El fiscal anticorrupción de Baleares, Miguel Ángel Subirán, ha vinculado "el pésimo funcionamiento del Pacto" entre PSOE y Unió Mallorquina, entre 2007 y 2011, a la corrupción de esta última formación durante esa etapa. Tras desgranar las razones por las que pide cuatro años de cárcel para Miquel Nadal, exlíder de UM y exconsejero de Turismo de Baleares, ha indicado que una de las empresas públicas de Turismo, desde la que se abonó la supuesta dádiva a un militante y edil de UM por un trabajo ficticio, tenía 12 millones de euros de presupuesto anual.

El fiscal supone que la actitud pactada por el multipartito autonómico de no interferir en la gestión de los departamentos asignados a cada formación facilitó las prácticas corruptas por UM en empresas y consejerías, estancas y opacas. La letrada acusadora por la comunidad, Mariángeles Berrocal, denunció que el caso demuestra el sentido patrimonialista de la minoría, que lideró el exconsejero Nadal.

La ausencia de control sobre lo que gastó UM pesa en todas las causas abiertas que aluden a UM porque hacen referencia a contratos, adjudicaciones y concursos desde la Administración. El fiscal explicó que se trata de concesiones menores (hasta 12.000 euros en el pasado) que se emplean para regalos, prebendas y favores "para tener" militantes clientes ligados al "vínculo de la deuda", "mercenarios y enchufaos".

Subirán insistió en que la ausencia de fiscalización y control de las consejerías y empresas públicas que cada partido (PSOE-PSM-UM) asumió como propias dio pie a la "toma de las estructuras por UM, la creación de un coto o feudo para expoliar".

El fiscal equiparó el papel del exconsejero Miquel Nadal al del capo de una banda de traficantes de droga que decide y controla, pero "no se ensucia las manos" con el "dinero malo", sucio o desviado. Dinero malo es la expresión que usó el edil de UM Tomás Plomer, que se benefició de la dádiva de 13.000 euros y retornó antes de ser detenido. Plomer se enfrenta a una petición de penas de un año de cárcel

Tres ex altos cargos de Turismo y de UM imputados con el exconsejero Miquel Nadal (Joan Sastre, Toni Oliver y Luisa Tortella) que han colaborado con la fiscalía reciben, por confesión, una rebaja en la petición de penas inicial y, en el supuesto de ser condenados, no deberían entrar en prisión.

Este jueves queda visto para sentencia en la Audiencia de Palma este nuevo juicio por un caso que estalló en febrero de 2010, en la época en la que UM saltó por los aires por la reiteración de escándalos y detenciones, entre ellas las de los cinco que se sientan en el banquillo.