Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“He tenido unas conversaciones muy entrañables con Rajoy y Cospedal”

"Tengo el apoyo de la dirección del partido y de mis compañeros", asegura el sucesor de Aguirre

Ignacio González durante la entrevista.
Ignacio González durante la entrevista.

Ignacio González (Madrid, 51 años) se ganó la confianza de Esperanza Aguirre tras un largo periplo de 25 años en los que siempre se mantuvo a su lado. Después de estar a prueba durante más de dos décadas, el presidente en funciones de la Comunidad y secretario general del PP regional busca consolidar su posición en Madrid y en el seno del partido, donde provoca sentimientos encontrados. No lo tendrá fácil. O, mejor dicho, no se lo pondrán.

Pregunta. ¿Hasta qué punto tiene amarrado ser el sucesor de Esperanza Aguirre al frente de la Comunidad de Madrid?

Respuesta. Yo no tengo que amarrar nada, tengo el apoyo de la dirección del partido y de mis compañeros, a los que estoy profundamente agradecido. Asomo esta responsabilidad contando con su apoyo.

P. ¿Se ve como el candidato de su partido en las elecciones autonómicas de 2015?

R. No pienso ahora en eso, solo en que soy presidente en funciones y vamos a hacer el proceso de investidura y vamos a formar el Gobierno. La prioridad es hacer frente a la difícil situación que tiene nuestro país. Aunque la Comunidad de Madrid tiene mejores condiciones que otras, tenemos que contribuir a salir de la crisis cuanto antes y a seguir con la senda de prosperidad, progreso y bienestar que conseguimos en los últimos años.

Aguirre no me ha designado sucesor porque no le corresponde

P. ¿De veras se siente arropado por La Moncloa y por Génova? ¿Qué le han dicho el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y María Dolores de Cospedal en su calidad de secretaria general del PP nacional?

R. Los dos me han transmitido su apoyo y confianza…

P. ¿Tanto Rajoy como Cospedal?

R. Sí, los dos, y yo se la agradezco de todo corazón. He tenido unas conversaciones muy entrañables, amables y extraordinarias.

P. El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha subrayado que usted solo es por ahora el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid y que corresponde a la Asamblea de Madrid y al PP, tanto regional como nacional, elegir “al nuevo presidente o presidenta” de la región. “Yo no sé si Aguirre ha designado sucesor”, ha llegado a decir.

R. Vamos a ver, evidentemente, yo soy ahora presidente en funciones. Y Aguirre no me ha designado sucesor porque no le corresponde hacerlo. Otra cosa es que haya tenido unas palabras muy cariñosas hacia mi persona y mi valía de que pueda responsabilizarme de la gestión de esta comunidad, cosa que le agradezco. Dicho esto, es verdad que lógicamente le corresponde al partido y al grupo parlamentario proponer y apoyar al candidato. Y eso es lo que se ha producido.

P. Ana Botella se ha mostrado partidaria por la celebración de un Congreso para elegir al nuevo presidente del PP de Madrid. Usted fue nombrado en el congreso del PP madrileño de abril secretario general a propuesta de la propia Aguirre, que en su despedida dejó claro que se mantendrá de momento como presidenta del PP regional y que lo dejará cuando estime oportuno.

R. En relación con el partido la situación está clara: Esperanza Aguirre sigue siendo la presidenta, todo sigue igual. Ella ha expresado su de seo de que no haya bicefalia, así lo ha sugerido, y en algún momento tendrá la intención de dejarlo. En el momento en que eso se pueda producir, el partido se podrá en marcha según prevean los estatutos. Y será el partido quien determine el nuevo presidente, haya o no otra alternativa. Los órganos del partido se pronunciarán como corresponde. Pero insisto: hoy por hoy Aguirre sigue siendo la presidenta.

Quiero que Madrid marque el camino contra la crisis como se ha hecho en estos años.

P. La normativa les da tres semanas de plazo máximo para investir al nuevo presidente, una vez registrada la dimisión en la Asamblea de Madrid. ¿Por qué van a celebrar finalmente el debate de investidura y la toma de posesión la semana que viene? ¿Las prisas se deben únicamente a la proximidad de la conferencia de presidentes autonómicos del 2 de octubre?

R. No se está acelerando ningún trámite, hay unos plazos máximos, pero no unos plazos mínimos. Lo que procede es que este proceso se haga cuanto antes, dentro del respeto a los plazos, para terminar cuanto antes con la situación de interinidad o de transición como la que tenemos.

P. ¿Pretende efectuar muchos cambios entre los consejeros o es partidario de una transición más suave y hacerlas más adelante?

R. No he pensado todavía nada con relación al Gobierno, lo haré cuando toque. Ahora lo que toca es el trámite de la investidura, y en eso estamos.

P. Se supone que anunciará los probables cambios una vez que tome posesión.

R. El jueves que viene es la investidura y el acto de toma de posesión será probablemente al día siguiente…

[Lo del ático de Marbella] es una cuestión que ha quedado suficientemente aclarada

P. O sea, que el viernes anunciaría la remodelación de Gobierno, en el que alguien nuevo tiene que entrar forzosamente ocupando su lugar, a no ser que fusione algunas consejerías.

R. Puede ser.

P. ¿Cuál es el principal reto que afronta? ¿El recorte en 2.000 millones en los presupuestos de 2013?

R. He formado parte del Gobierno de Esperanza Aguirre los últimos nueve años y del proyecto político que el Partido Popular de Madrid viene desarrollando. Y yo los voy a seguir desarrollando, y aplicando los principios que hemos defendido tanto. Los principios ideológicos y programáticos van a marcar la impronta de la gestión que vamos a llevar a cabo, porque sigo formando parte de ese proyecto. El reto es hacer compatible una situación de crisis económica con el mantenimiento de unos servicios públicos de calidad en una comunidad que tiene que seguir siendo un referente a nivel nacional. Quiero que Madrid marque el camino contra la crisis como se ha hecho en estos años. Nos adelantamos a hacer recortes, hemos reestructurado el presupuesto este año [un recorte de 1.045 millones] para cumplir con los objetivos de déficit del 1,5%, y seguiremos en esa dirección para volver a generar empleo, que es lo que España necesita.

P. ¿Logrará que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, acepte revisar el sistema de financiación autonómica por el que Madrid dejará de recibir 992 millones el año que viene?

R. Ya lo hemos dicho y seguiremos haciéndolo. Creemos que el modelo de financiación es un mal modelo, que impuso en 2009 el Partido Socialista fruto de los pactos políticos del señor Rodríguez Zapatero, fundamentalmente con Cataluña y para beneficiar a las comunidades que gobernaban, especialmente Andalucía. Hay que revisar el modelo cuando toque pero entendemos que a la hora de hacer el cálculo de los ingresos para el año que viene no se corresponde con los ingresos que genera la Comunidad de Madrid ni con su peso y actividad económica. Pensamos que habido algún error a la hora de hacer esos cálculos y que se tienen que revisar. Lo estamos hablando con el Gobierno de España.

P. ¿Cómo sustituir a alguien aparentemente insustituible como Aguirre?

R. Yo no pretendo sustituir o emular a la figura de Esperanza Aguirre porque es una figura irrepetible y con unas características muy singulares. Es una persona única, una líder de una referencia importantísima a nivel de Madrid y nacional, tanto para el Partido Popular como para otra gente que no milita en el PP. Vamos a tener en cuenta sus enseñanzas, principios y programas. Esperanza va a seguir siendo un referente y un apoyo. A partir de ahí, cada uno tiene sus características. Yo tengo el hecho de que formo parte de este proyecto desde hace muchísimo tiempo, tenemos los mismos principios, valores y criterios y la forma de aplicarlos a la gestión. Es mi principal activo para seguir adelante la misma senda política.

P. La sensación entre los socialistas de Madrid y los demás partidos de la oposición es que se ha abierto el melón. Que el PP no tiene asegurado gobernar en 2015.

R. Me alegro, aunque sea ahora, de que reconozcan lo que Esperanza Aguirre ha sido. Una líder que sintonizaba con la inmensa mayoría de los madrileños. Todos estos latiguillos a los que han recurrido en todo este tiempo, de que estaba con los ricos o los privilegiados de la sociedad, eran una inmensa falsedad como se acaba de demostrar con el respeto que le han reconocido en tantas declaraciones.

P. ¿Cuál es su mejor y peor recuerdo de los 25 años con Aguirre?

R. Por encima de nuestra relación política está la personal, la segunda ha sido muchísimo más importante que la otra y guardo magníficos recuerdos buenísimos. De los malos, el atentado del 11-M fue tremendo. Y en lo personal, pero relacionado con la gestión, ha habido dos momentos complicados: cuando se cayó el helicóptero en el que iban Rajoy y ella y me pilló dando una rueda de prensa como portavoz del Consejo de Gobierno, y que tuvimos que parar ante el aluvión de llamadas que no parábamos de recibir. Y luego el atentado de Bombay. No daba crédito cuando me dijeron que habían perdido la conexión con todas las personas de la Comunidad que estaban allí por el ataque e incendio del hotel en el que estaba la presidenta.

P. ¿Cree que le puede pasar factura todo el ruido a su alrededor, en forma de áticos de lujo en Marbella o espionajes varios?

R. Todo eso es una cuestión que ha quedado suficientemente aclarada. No hay ninguna circunstancia con relación a eso. Estamos aquí para trabajar y mejorar las condiciones de vida de los madrileños en tiempos tan difíciles. Eso es lo que me preocupa.

Más información