Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los argumentos de las mareas del 15-S

¿Por qué se manifiestan? Un repaso a los motivos que sacan hoy a los ciudadanos a la calle

GRÁFICO: TODOS LOS RECORRIDOS DE LA MARCHA GRÁFICO: TODOS LOS RECORRIDOS DE LA MARCHA

Todos contra los recortes, pero cada uno por sus propios motivos. Los ciudadanos salen este sábado a la calle, organizados en mareas de colores, por estas razones:

  • Marea negra: funcionarios. Desde que en mayo de 2010 Zapatero anunció el recorte del sueldo de los funcionarios del 5%, los cerca de 2,7 millones de funcionarios, trabajadores eventuales, interinos y otros empleados de las administraciones públicas han visto congelado su sueldo, cómo perdían poder adquisitivo, aumentaba su jornada laboral, y se recortaban sus derechos. Rajoy les eliminó la paga extra, restringió sus días libres, les redujo la cuantía que perciben cuando están de baja. CSI-F, el sindicato mayoritario de la función pública, asegura que en el último año 170.000 trabajadores públicos de la Educación, Sanidad y Dependencia han perdido su empleo. "Estamos siendo hostigados constantemente", dice Carlos Gómez, funcionario del Ayuntamiento de Madrid. 
  • Marea naranja: servicios sociales. En 2009, los últimos datos que se conocen, los servicios sociales atendieron casi a ocho millones de usuarios, un 36% más que el año anterior y en los presupuestos estatales han perdido un 43% de sus recursos que eran apenas de 86 millones de euros. El hachazo al sistema de la dependencia, prácticamente paralizado, que ha perdido en prestaciones y casi 1.000 millones, sume en una gran debilidad el mayor derecho conquistado para los servicios sociales desde hace décadas. Miles de familias necesitan ayudas sociales públicas que se han visto gravemente recortadas.
  • Marea blanca: sanidad. El sistema nacional de salud, la joya de la corona de la España social, está sujeto a revisión desde sus bases teóricas hasta los últimos detalles de su puesta en práctica. El requerimiento de ahorrar 7.000 millones al año ha obligado a cuestionar y a redefinir todo en esta partida, que representa el 40% de los presupuestos autonómicos. En esa revisión, los inmigrantes irregulares han perdido la asistencia sanitaria y se ha aumentado el copago farmacéutico. Y falta la gran revolución: la revisión de la cartera de servicios.
  • Marea violeta: mujeres. Las mujeres se manifiestan porque sufren los recortes agravados: además de sus problemas específicos –como la violencia machista, para la que también se reducen los medios– los ajustes en servicios sociales les afectan más. Sin becas de comedor o ayudas a la dependencia, por ejemplo, sus posibilidades de mantenerse en el mercado de trabajo disminuyen, porque siguen siendo ellas las que se ocupan de esas tareas. "Al socaire de la crisis se nos está volviendo a querer encerrar en casa", lamenta Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de mujeres separadas y divorciadas.
  • Marea verde: educación. En el caso de la educación pública, los profesores, alumnos, padres y sindicatos denuncian la reducción de presupuesto destinado a este sector, más de 6.000 millones de euros desde 2010, que por primera vez también afectará a las escuelas concertadas. El curso se presenta como el "del tasazo" en la escuela Infantil, el gasto en manuales para un alumno de primaria supera los 200 euros, según la organización de consumidores de usuarios (OCU). A ello hay que sumarle la reducción de ayudas a los comedores escolares con nuevas alternativas a la crisis económica, permitir la entrada de tarteras en los comedores. En cuanto a lo que se refiere al profesorado, aunque las cifras varían, se estima que este año habrá entre 20.000 a los 80.000 profesores menos en las aulas, y los interinos que cubren los puestos de profesores de baja se verán en la calle.

Más información