El PSOE rechazará “cualquier modalidad” de rescate

El primer comité federal con Rubalcaba al frente promete una oposición "nítida e intransigente"

Reunión de la ejecutiva federal  del PSOE, el pasado lunes.
Reunión de la ejecutiva federal del PSOE, el pasado lunes. BERNARDO RODRÍGUEZ (EFE)

El comité federal que el PSOE celebra este domingo –el primero con Alfredo Pérez Rubalcaba de secretario general- debatirá la nueva estrategia de oposición del partido para los próximos meses (que se adivinan intensos), pero también discutirá y votará una resolución política en la que se hace balance de lo ocurrido desde que los socialistas tocaron suelo en las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011.

Más información
Rubalcaba ataja a Gómez: “No es el momento del referéndum”
Tomás Gómez reclama al PSOE que pida un referéndum sobre el rescate

El borrador de esa resolución política, que el PSOE ha facilitado este sábado, es prácticamente de principio a fin una sucesión de críticas al PP por los nueve meses en los que España se ha visto “arrastrada por la desastrosa gestión del Gobierno”. “España se halla en una situación sustancialmente peor, mucho más grave, que la que existía en el mes de noviembre de 2011”, concluye el texto. Promete una oposición "firme",  "nítida" e "intransigente" y avisa de que el PSOE se opondrá “rotundamente” a cualquier “modalidad” de rescate a España.

La resolución política, elaborada por la dirección del partido y que votarán los 258 miembros del comité federal –máximo órgano entre congresos-, arremete contra la política presupuestaria “caótica e irresponsable” del Ejecutivo de Mariano Rajoy y sus medidas de “ajuste intensivo e indiscriminado”; lo acusa de “desmantelar el Estado de bienestar” y se opone a la subida de impuestos porque está propiciando “la contracción de la actividad económica” y trasladando “todo el coste de la crisis al ciudadano”.

Hay también un análisis del trasfondo ideológico de las medidas del Ejecutivo: los socialistas ven una “regresión extremadamente conservadora del Gobierno en materia de derechos y libertades” y señalan la futura ley del aborto, los cambios en la asignatura de Educación para la Ciudadanía y el apoyo a los colegios que separan por sexos como pruebas de que “las únicas promesas que el Gobierno está dispuesto a cumplir son las que tienen que ver con la aplicación de políticas ligadas a una moral religiosa”, volviendo “a planteamientos que pertenecían a un pasado remoto”.

Tras acusar al Ejecutivo de haber deteriorado “la confianza interna y externa” en España, la resolución afirma: “En el horizonte inmediato se cierne la práctica seguridad de alguna modalidad de rescate de la economía española [...]. El PSOE se opondrá rotundamente a medidas que, con una u otra modalidad, se traduzcan en más condicionalidades y exigencias que tendrán como consecuencia mayores sacrificios para los ciudadanos a los que el Gobierno ha convertido en las víctimas principales de la crisis”. El PSOE subraya que su "responsabilidad" le ha llevado a "tender la mano al diálogo" con el Gobierno; pero eso, sugiere, va a acabarse: "Nuestra oposición va a se firme y nítida ante los errores y desmanes del Gobierno, e intransigente con las políticas que suponen un desmontaje del Estado de bienestar".  

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En ese punto el PSOE aprovecha para deslizar una crítica al Fondo de Liquidez Autonómico (el mecanismo de rescate interno habilitado por el Gobierno para inyectar dinero a las comunidades autónomas) porque es “una modalidad de ayuda prácticamente idéntica a la que se aplica erróneamente en la UE” y porque, a juicio de los socialistas, lo que el Ejecutivo ha pretendido con ese fondo es “sembrar dudas interesadas” sobre las comunidades. El objetivo final de ese “maltrato autonómico” es “encontrar en la crisis una coartada para el desmantelamiento del Estado de Bienestar que hoy garantizan las comunidades autónomas”.

El centro de atención del PSOE en las próximas semanas estará en las elecciones vascas y gallegas de octubre, cuyos resultados serán fundamentales no solo para esas dos comunidades, sino para “el escenario político del país en su conjunto”. “Euskadi y Galicia son una oportunidad para que los ciudadanos reprueben la política del Gobierno de la nación”, señala el texto.

Después, en noviembre, llegará la Conferencia Política de los socialistas, donde se aprobarán cambios importantes en la organización interna (empezando por la instauración de primarias abiertas para la elección del candidato electoral) y donde el PSOE pretende “abrir, actualizar y modernizar” su proyecto político, “acercándolo a la mayoría social”. Para esa cita la resolución promete un “proceso de debate intenso, abierto a todos los afiliados y a un buen número de ciudadanos”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS