Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Poder Judicial respalda que Dívar sea indemnizado

La Comisión de Estudios e Informes del CGPJ ha apoyado que sea compensado

Si los vocales ratifican el informe, el expresidente del Supremo cobrará 208.080 euros en dos años

Carlos Dívar abandona en coche la sede del CGPJ después de dimitir.
Carlos Dívar abandona en coche la sede del CGPJ después de dimitir.

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, apoya la petición de su antecesor en el cargo, Carlos Dívar, de recibir la indemnización de más de 208.000 euros que le corresponde por su condición de ex alto cargo del Estado. Moliner ha asegurado que el Consejo "incumpliría la ley" si no aprobara la compensación. La Comisión de Estudios e Informes del CGPJ ha respaldado también la reclamación de Dívar, pero lo ha hecho con los votos mínimos para hacerlo, tres de cinco, según fuentes citadas por la agencia Europa Press.

Solo la vocal Margarita Robles votó en contra de que Dívar perciba la indemnización, con el argumento de que la voluntad de la ley es reconocer a los cargos que han cumplido su mandato o se han visto abocados a dejarlo antes por razones justificadas, como puede ser por enfermedad. El vocal Carles Cruz prefirió no pronunciarse a la espera de que la cuestión sea examinada con mayor profundidad y elevada al Pleno, y los vocales Margarita Uría, Claro José Fernández-Carnicero y Concepción Espejel votaron a favor. 

Si los 20 vocales que forman el pleno del CGPJ ratifican el informe de la Comisión, Dívar tendrá derecho a percibir mensualmente el 80% de sus retribuciones (130.152 euros brutos al año) durante un plazo máximo de dos años, es decir, los más de 208.000 euros.

"El informe no puede decir otra cosa. No hay otra posibilidad. Está reglamentado y si no lo hiciéramos incumpliríamos la ley", ha afirmado el presidente del Consejo del Poder Judicial, Gonzalo Moliner.

El pleno del CGPJ debatirá el próximo lunes la petición de Dívar, y si finalmente decide aprobarla, deberá asignar una partida dentro de los Presupuestos Generales de 2013 y estudiar si en el presente presupuesto hay crédito suficiente para poder hacer frente a este nuevo gasto.

Esta indemnización como ex alto cargo del Estado es incompatible con el cobro de la pensión de jubilación que Dívar tiene como miembro de la carrera judicial, por lo que, el expresidente del CGPJ y del TS ya ha presentado ante Hacienda su renuncia a obtener esta pensión de jubilación.

Quien fuera presidente del Tribunal Supremo y del órgano de gobierno de los jueces presentó un escrito en el Consejo, cuatro días antes de que su dimisión fuera publicada en el Boletín Oficial del Estado, para que el CGPJ le reconociera una pensión indemnizatoria prevista en la ley 74/80.

Así, Dívar cobraría unos 8.670 euros al mes durante dos años (208.080 en total), cantidad a la que habría que sumar su pensión de jubilación, que le corresponde por su condición de magistrado jubilado desde el pasado 31 de diciembre, y que el expresidente del Tribunal Supremo se encargó de tramitar en enero.

El expresidente del CGPJ se vio obligado a dimitir del cargo después de que los vocales se lo exigieran tras haber cargado al presupuesto del Consejo los gastos de desplazamiento, alojamiento, manutención y atenciones protocolarias a otras autoridades de 32 viajes de fin de semana de al menos cuatro días. Dívar defendió que se trataba de desplazamientos oficiales y por motivos de servicio, pero se demostró que eran privados, ya que sus coartadas fueron desmentidas por diversas autoridades judiciales, municipales y autonómicas.

Tras conocerse la noticia de que Dívar está más cerca de cobrar la indemnización, el portavoz de Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch, ha criticado esta decisión. Bosch ha asegurado en declaraciones a Servimedia que "con independencia de que se ajuste a la legalidad", no es aceptable "en un momento en el que se están produciendo tantos recortes y se están exigiendo tantos sacrificios a los ciudadanos".