Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía recurre la libertad de dos de los grapo que secuestraron a Cordón

El fiscal Luis Barroso se basa en el "alto riesgo de fuga" de los terroristas

Vicente Sarasa y Manuela Ontanilla abonan la fianza de 10.000 euros y están en la calle

Hay "un alto riesgo" de que se fuguen los miembro de los GRAPO Vicente Sarasa y Manuela Ontanilla, quienes presuntamente cobraron el rescate por el secuestro del empresario Publio Cordón. El fiscal de la Audiencia Nacional Luis Barroso ha recurrido la puesta en libertad de los terroristas —previo pago de 10.000 euros—, decretada por el juez Javier Gómez Bermúdez, y que originó gran malestar entre la Guardia Civil y los familiares del empresario. Los grapo —detenidos el jueves 19 de julio en Sevilla y Cádiz— deben acudir diariamente a los juzgados más cercanos a sus domicilios y tienen prohibido abandonar el territorio nacional.

En el escrito de la fiscalía se indica que el testigo protegido Alfa  relaciona a Sarasa y Ontanilla con el cobro de los 400 millones de pesetas que los parientes de Cordón pagaron, cuando supuestamente este ya estaba muerto. Ambos, de acuerdo con el testimonio de este testigo, también vigilaron a Cordón cuando permaneció retenido en una casa de Lyon (Francia) unas dos semanas en junio y julio de 1995. Sarasa, a su vez, "fijó el itinerario" para el secuestro.

El juez Gómez Bermúdez sí dictó prisión incondicional para José Antonio Ramón Teijelo y para María Victoria Gómez Méndez, relacionados con el alquiler de la vivienda. Aun así, los familiares de Cordón acusan al magistrado de "tirar por tierra" 17 años de investigación del instituto armado.

Más información