Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Defenderé a los ciudadanos ante las Administraciones, no frente a ellas”

Soledad Becerril ha tomado posesión como Defensor del Pueblo

Ha prometido ejercer el cargo para todos los españoles

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, durante la toma de posesión.
La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, durante la toma de posesión. EFE

"No quiero batallas ni enfrentamientos", ha declarado Soledad Becerril esta mañana, después de tomar posesión del cargo de Defensor del Pueblo en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados. Durante el acto, ha señalado que ejercerá su función "ante las Administraciones, no frente a ellas", y ha prometido que trabajará para todos los españoles, "independientemente de su lugar de residencia y de su condición", sin ceder a las presiones de los grupos de poder.

Becerril ha jurado el cargo frente a la Constitución acompañada por su familia y por diversas autoridades, como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y exdefensores del pueblo, entre los que se encontraba su predecesor, Enrique Múgica, quien ocupó el puesto hasta 2010.

Lo primero a lo que se ha referido Becerril en su discurso han sido las "difíciles circunstancias por las que atraviesa la nación española", y ha hecho suyas las palabras del Rey, solicitando a los ciudadanos que mantengan "la responsabilidad, el sentido de la solidaridad, la templanza y también un espíritu de sacrificio". Por ello, ha afirmado que desempeñará su papel desde una institución "austera".

Becerril, que se ha convertido en la primera mujer de la historia de la democracia en ocupar el cargo, se ha puesto al servicio de las comunidades autónomas que no consideren imprescindible contar con un defensor del pueblo autonómico en tiempos de crisis. Ha garantizado que trabajará intensamente, con "rigor e independencia", pues se lo debe a los ciudadanos y a las Cortes. En su tarea la asistirán el exdiputado socialista Francisco Fernández Marugán, como primer adjunto, y la política catalana Concepció Ferrer, de CiU, quien será la segunda adjunta.

"Los jóvenes pertenecen a una generación distinta a la nuestra. Espero que mejoren y cuiden la patria por la que procuramos trabajar las abuelas", ha concluido Becerril. Jesús Posada, presidente del Congreso, también ha hecho alusión a la defensa de los derechos y las libertades de los ciudadanos, por los que Becerril ha luchado "toda la vida" con "ahínco, decisión y determinación".

Posada ha resaltado la "sólida trayectoria política" de la nueva defensora del pueblo, así como su compromiso democrático, y le ha deseado éxitos y aciertos en su "nueva y magnífica" tarea, que ha definido como particularmente compleja y exigente. "Personalmente, considero un honor haber tenido la oportunidad de encontrarme entre sus amigos", ha admitido.

A la toma de posesión también han asistido el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón; la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; diputados del PP y del PSOE, y miembros de la Mesa y del Congreso y del Senado.