Defensa asciende a 28 militares heridos en el exterior o en atentados terroristas

El ascenso tiene carácter honorífico, por lo que no supondrá un incremento de su pensión

Un total de 28 militares que tuvieron que pasar a retiro como consecuencia de las heridas sufridas en misiones en el exterior, atentados terroristas o accidentes en maniobras han sido ascendidos hoy por el Consejo de Ministros, a propuesta del titular de Defensa, Pedro Morenés. El ascenso tiene carácter honorífico, por lo que no supondrá un incremento de su pensión. Es la primera vez que se concede este reconocimiento a militares heridos en acto de servicio, ya que hasta ahora los ascensos honoríficos se reservaban para los fallecidos.

En la lista figuran seis militares que sufrieron incapacidad permanente para el servicio como consecuencia de su participación en operaciones en el exterior (cinco en Afganistán y uno en Irak); 13 en atentados terroristas en España y 10 en maniobras o ejercicios en territorio nacional. Uno de ellos, el capitán Manuel Melo Arnás, herido en un atentado de ETA en Zaragoza en 1987, ya ha fallecido, por lo que ascenderá a título póstumo.

El caso más antiguo es el del guardia real Pedro López Rubio, herido en el atentado contra el teniente general Valenzuela, de quien era escolta, el 17 de mayo de 1981; y los más recientes, los del teniente Agustín Gras y la cabo Jenyfer García, que resultaron mutilados en un ataque en Afganistán en junio de 2011. Entre los ascendidos también figuran el comandante Francisco Javier Gismero y el capitán Gonzalo Villamarín, heridos en los atentados contra los trenes de cercanías de Madrid el 11-M de 2004. Un caso singular es el de la capitana Raquel Montero, quien contrajo una grave enfermedad al pincharse con una aguja mientras atendía a un civil herido en Afganistán.

Defensa enmarca estos ascensos en un conjunto de medidas destinadas a reconocer el sacrifico de los militares heridos en acto de servicio y que incluyen, por ejemplo, la posibilidad de seguir vinculados a su unidad de procedencia o vestir el uniforme; y se ampliará en el futuro con la opción de continuar la carrera militar con las limitaciones derivadas de su estado físico. Además, abre la puerta a ampliar esta primera lista de ascensos honoríficos con nuevos casos que cumplan los requisitos y a medida que se completen los preceptivos expedientes.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50