_
_
_
_

“Cuantas más mujeres estén en el Ejército, habrá más posibilidades de paz”

España inaugura el I Curso Internacional de Asesoría de Género en Operaciones La presencia de la mujer se considera "necesaria para la eficacia"

Patricia R. Blanco
Una soldado española atiende a una mujer mayor, en una imagen facilitada por el Ministerio de Defensa.
Una soldado española atiende a una mujer mayor, en una imagen facilitada por el Ministerio de Defensa.

“Cuantas más mujeres estén en el Ejército, habrá más posibilidades de paz”. La frase, con la que la subsecretaria de Estado para la Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, ha inaugurado esta mañana el I Curso internacional de Asesoría de Género en Operaciones, no alude a cuestiones de igualdad ni de cuotas en cuanto a la presencia de hombres y mujeres en las Fuerzas Armadas. Son necesarias para la “eficacia de las operaciones”. “¿De qué otra forma se podría entablar contacto, por ejemplo, con las mujeres afganas si no fuera a través de mujeres militares?”, se preguntan en el Ministerio de Defensa.

La perspectiva de género “en el planeamiento, ejecución y desarrollo de las operaciones” aporta un valor añadido, sostiene Fernando Izquierdo, jefe de la Unidad Internacional del Observatorio de Género. “Por un lado, integramos a la mujer local en el proceso de reconstrucción, y por otro, conectar con las mujeres locales a través de nuestras mujeres militares muchas veces proporciona mayor seguridad porque tenemos información que de otra manera no se podría tener”, explica Izquierdo.

Algunas prácticas que ya se han puesto en marcha lo demuestran. El Equipo de Reconstrucción Provincial de Canadá en Kandahar (Afganistán) se valió de mujeres militares para establecer contactos con una mujer afgana que visitaba la base de la OTAN para vender bisutería y productos locales. A partir de ese contacto, se establecieron “reuniones secretas periódicas con mujeres afganas, en las que expresaban sus preocupaciones”, aseguran fuentes de Defensa. Las reuniones sirvieron para integrar a las mujeres en los foros de decisión con civiles locales, al tiempo que ellas facilitaron información sobre localizaciones de artefactos y explosivos y sobre líderes talibanes locales. Según el ministerio que dirige Pedro Morenés, “esta información evitó atentados y contribuyó a la seguridad de la misión”.

“De momento, estas iniciativas se hacen motu proprio, pero con el curso queremos capacitar a los equipos para que aporten una perspectiva de género a las misiones y tengan en cuenta el número de mujeres que se necesitan para formar el contingente”, aclara Izquierdo.

La capacitación en asesoría de género a civiles es una exigencia de una directiva de la OTAN, de septiembre de 2009, en relación a la implementación de la resolución 1325/2000 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre mujeres, paz y seguridad. El curso que se celebra durante esta semana en España es una iniciativa bilateral junto con Holanda acreditada por el Colegio Europeo de Seguridad y Defensa.

En España, las misiones en el exterior cuentan con un 7% de mujeres, mientras que en el ejército su presencia supone el 12% del total. “No hemos hecho estudios precisos, pero para que luego puedan formar parte de los equipos y no tengan que hacer más rotaciones que los hombres se necesitan más [mujeres]”, afirma Fernando Izquierdo, aunque asegura que, por el momento, el Ministerio de Defensa no hará campañas de captación específicas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Patricia R. Blanco
Periodista de EL PAÍS desde 2007, trabaja en la sección de Internacional. Está especializada en desinformación y en mundo árabe y musulmán. Es licenciada en Periodismo con Premio Extraordinario de Licenciatura y máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_