Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPN intentará mantener el pacto con los socialistas

La presidenta navarra, Yolanda Barcina, defiende la coalición “aunque a algunos les chirríe"

Tras la tormenta política desatada el pasado viernes en Navarra, cuando el PSN anunció una crisis en el Ejecutivo que comparte con UPN a raíz de un recorte presupuestario extra de 132 millones de euros, la presidenta del comunidad, Yolanda Barcina, mostró ayer su disposición a reconducir la situación.

UPN combina este acuerdo para gobernar en Navarra con el respaldo a todas las medidas del Gobierno de Mariano Rajoy, de hecho fue con el PP en las últimas generales en la comunidad foral.

La presidenta de Navarra defendió la coalición “aunque a algunos les chirríe”, pero reconoció al mismo tiempo que no habrá marcha atrás en las nuevas políticas de ajuste, como exigen los socialistas. “No se hacen por capricho”, remarcó Yolanda Barcina.

En una asamblea general de la formación celebrada en Pamplona ante más de 350 personas, Barcina realizó un discurso tranquilo y optimista, intentando quitar hierro a la tensa situación que vive con su socio de Gobierno, la peor desde que se constituyera el Ejecutivo hace casi un año.

De hecho, en su intervención no se refirió en ningún momento de forma concreta a la raíz del último desencuentro con el PSN ni desautorizó a su consejero de Economía, Álvaro Miranda, responsable, según los socialistas, de poner encima de la mesa unas cifras económicas que no son reales para justificar nuevos recortes.

Petición de unidad

Así, y a la espera de la reunión que hoy lunes celebrará la Ejecutiva socialista para analizar la situación, Barcina realizó un llamamiento a la unidad y a la responsabilidad para mantener el pacto con el PSN y descartó la convocatoria de nuevas elecciones aludiendo a la situación creada en Asturias. “Cosas como las que han ocurrido allí es lo peor que nos podría pasar”, subrayó.

Barcina aseguró que “el Gobierno de Navarra ha sido un ejemplo de superar las diferencias para afrontar esta difícil situación, es el mejor de los posibles en estos momentos y si los consensos son siempre necesarios, en estos momentos son imprescindibles”.

“Por encima de rencillas y recelos, me esforzará por el trabajo en común”, concluyó la presidenta de Navarra.