Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos conciertos neonazis al mes

Los fiscales progresistas alertan en Bilbao del auge del discurso del odio en Internet

“Les reclutan en los campos de fútbol, les adoctrinan en Internet y les fanatizan en los conciertos”. El presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, define así el “triángulo” que, a su juicio, ha permitido a los movimientos neonazis experimentar un fuerte auge en España y el resto de Europa en los últimos años. Según el último informe de la asociación, entre 2010 y 2011 se celebraron en distintas ciudades españolas un total de 48 conciertos de grupos de música neonazis o afines a ellos, es decir, una media de dos sesiones cada mes. Ibarra alerta, además, de que existen más de un millar de páginas web de grupos e individuos españoles que difunden la doctrina del odio.

“Es un problema al que hasta ahora no se había hecho caso, pero está ahí y no es ninguna tontería”, explicó ayer Ibarra en el congreso de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) que se celebra en Bilbao. Los fiscales progresistas consideran igualmente que se ha producido un “crecimiento de manifestaciones de xenofobia, racismo a intolerancia”, especialmente en Internet, y alerta de que han proliferado “grupos extremistas e incidentes contra inmigrantes, gitanos, musulmanes, judíos, homosexuales y otras minorías en toda Europa”, según una resolución aprobada por la UPF, que pide mayor agilidad para promover las webs que inciten al odio.

El fiscal de delitos de odio y discriminación de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, denunció que “no se está haciendo casi nada” para poner coto al millar de sitios de Internet creados en España. Algunas de esas páginas están alojadas en servidores de Estados Unidos, donde la primera enmienda de la Constitución norteamericana, recordó Aguilar, les garantiza inmunidad bajo el manto de la libertad de expresión sin barreras. “La extrema derecha ya no es un problema de cuatro nostálgicos. Todo el movimiento está conectado en Europa y usan cualquier mensaje que conecte con la población”, añadió Aguilar.

Los datos del Movimiento contra la Intolerancia no dejan lugar a dudas sobre el auge progresivo del fenómeno de Internet y de los conciertos. Mientras que en 2000 se celebraron apenas tres conciertos, en 2010 y 2011 la cifra se ha elevado a 25 y 23, respectivamente. Según el informe, el “principal referente” en la esfera musical neonazi es Batallón de Castigo, cuyas actividades están siendo investigadas a raíz de un concierto celebrado en Sabadell (Barcelona).

El fiscal Aguilar pide a los funcionarios policiales que sean “sensibles” ante la denuncia de una posible víctima de la xenofobia. Según una encuesta a más de 23.000 ciudadanos europeos, “el 82% de las víctimas no denuncia, en la mayoría de ocasiones porque cree que no va a servir para nada”; dijo Aguilar. En la mayoría de casos, además, “se opta por la versión del discriminador, salvo que la acción deje huella”.