Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente ratifica a la ejecutiva vasca su negativa a negociar con ETA

“¿De qué tengo yo que hablar con unos terroristas si no tengo ningún compromiso con ellos?”, vino a decirles

Rajoy con Basagoiti, en el congreso del PP vasco. Ampliar foto
Rajoy con Basagoiti, en el congreso del PP vasco. EFE

Antonio Basagoiti, reelegido el sábado presidente del PP vasco, reunió poco antes de la clausura del congreso en Bilbao por vez primera a su nueva ejecutiva para sancionar por asentimiento el reparto de responsabilidades. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se sumó a la cita y trasladó en privado a los presentes dos mensajes: es necesario seguir haciendo reformas económicas porque no hay otra solución y su firmeza en que no piensa negociar nada con ETA, pese a los ofrecimientos de la banda, el último a través de los mediadores internacionales.

“¿De qué tengo yo que hablar con unos terroristas si no tengo ningún compromiso con ellos?”, vino a decirles el presidente según varios de los presentes. Su mensaje fue franco a la vez que muy rotundo, añadieron. No existe ningún margen para la negociación.

Más tarde, ya en el acto público de clausura del cónclave, Rajoy, tras un recuerdo a las víctimas, enfatizó que, haga quien haga “quinielas, análisis, titulares”, el Gobierno “nunca ha negociado nada con nadie”, y lo único que quiere es que ETA se disuelva y se aplique la ley. “De ahí no nos vamos a mover. ETA tiene que disolverse definitiva e incondicionalmente y lo demás es su problema”, enfatizó.

“Orgulloso” de romper

El mensaje tiene su relevancia cuando el plan de reinserción de los presos de ETA lanzado por el Ministerio del Interior ha soliviantado a varias asociaciones de víctimas, algunas de las cuales han organizado por vez primera una manifestación contra el PP para el próximo 9 de junio.

Ni el Ejecutivo ni el PP vasco quieren descuidar un flanco muy sensible para la base social y electoral del partido. Muestra de ello es que Basagoiti haya creado en su ejecutiva un área dedicada a la atención a las víctimas y la haya dejado en manos del parlamentario vasco Carmelo Barrio.

Rajoy aprovechó su discurso para no solo avalar públicamente la decisión de Basagoiti de romper el pacto firmado en el año 2009 con los socialistas, sino en considerarlo una “justa” decisión e incluso mostrarse “orgulloso” por ella, como en su momento respaldó desde el minuto uno la apuesta de los populares vascos por llevar a Patxi López al palacio de Ajuria Enea.