WWF trasladará a la Casa del Rey las quejas por la cacería de elefantes

El Monarca es presidente de honor de la ONG ecologista en España desde que era príncipe

WWF España, una de las tres principales ONG ecologistas del país, tiene previsto trasladar mañana a la Casa del Rey el malestar que está recibiendo de muchos de sus socios y simpatizantes por la imagen del Rey como cazador de elefantes. La organización tiene, entre otras cosas, programas de conservación de elefantes en África, y está recibiendo críticas por mantener al Rey como presidente de honor. Don Juan Carlos ocupa el cargo honorífico desde que era príncipe y apenas ha tenido participación.

WWF España, que cuenta con unos 33.000 socios, se enfrenta a un problema de imagen. No se trata de si el safari de elefantes en el que participaba el Monarca en Botsuana era legal o no, sino de que muchos simpatizantes no entienden que un gran cazador presida la ONG, algo que ocurre desde los inicios, con Félix Rodríguez de la Fuente. La web de la ONG afirma que "bajo la presidencia de honor del rey Juan Carlos, realiza una amplia y eficaz labor en favor de la conservación de la naturaleza".

El día que salió la noticia, WWF prefirió no opinar, pero en Internet y en twitter han crecido las quejas. A las cinco de la tarde del domingo, 15.000 personas habían firmado en Internet para pedir que dejara la presidencia. "El lunes vamos a trasladar a la Casa del Rey los mensajes que estamos recibiendo", explica Juan Carlos del Olmo, secretario general de la organización.

La organización asegura que "WWF reitera su compromiso con la conservación de los elefantes, tal como venimos haciendo desde hace 50 años, luchando contra la caza furtiva, el tráfico ilegal de marfil o la destrucción de hábitats, no sólo en países como Botsuana donde la población de elefantes alcanza ya más de 130.000 ejemplares y su caza está regulada, sino en otros países de África y de Asia en los que sus poblaciones están amenazadas".

En Botsuana, donde el rey se rompió la cadera, la población de elefantes está creciendo. La principal amenaza es la caza furtiva para conseguir el marfil de los colmillos, muy apreciado en la medicina tradicional china. WWF, por ejemplo, colaboró en la denuncia de la reciente masacre de elefantes en Camerún.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS