Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco prohibirá en 2013 que los agentes usen escopetas lanzapelotas

El consejero de Interior anuncia un expediente a todos los implicados en la muerte

Asegura que restringirá el uso de pelotas de goma hasta su erradicación

Pide perdón a la familia y asume la responsabilidad política de lo sucedido

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, y el director de la Ertzaintza, José Antonio Varela, a su llegada a la comparecencia en el Parlamento.
El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, y el director de la Ertzaintza, José Antonio Varela, a su llegada a la comparecencia en el Parlamento.

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha anunciado esta mañana que el Gobierno vasco prohibirá en 2013 que los agentes de la Ertzaintza usen escopetas lanzapelotas. Mientras tanto, ha dicho, se restringirá su uso. También ha anunciado la apertura de un expediente a todos los implicados en la muerte de Iñigo Cabacas, el aficionado del Athletic fallecido el lunes como consencuencia del traumatismo craneal provocado por un pelotazo de la Ertzaintza. Ares ha avanzado además que a partir de julio todos los agentes llevarán visible un número de identificación y que el periodo de prácticas de los ertzainas se amplía de 12 a 18 meses.

Ares ha pedido también "perdón" a la familia de Iñigo Cabacas. Según ha reconocido en el Parlamento autonómico, la muerte supone una "injusta e irreparable" pérdida achacable a "una negligencia o una fatalidad", ante lo que ha recalcado que la investigación interna abierta llegue "hasta el final, cueste lo que cueste y le cueste a quien le cueste".

Ninguno de los disparos se produjo "a bocajarro"

José Antonio Varela, director de la Ertzaintza

Durante su comparecencia de esta mañana en la Cámara vasca, a petición propia, para explicar los incidentes que ocasionaron la tragedia tras el partido de fútbol entre el Athletic y el Schalke alemán, el pasado jueves, Ares ha defendido "con vehemencia, argumentos y datos" la profesionalidad de la Ertzaintza. "Cualquier servidor público puede cometer un error o un exceso. Cuando esto sucede hay que asumirlo, corregirlo y responder por ello, pero en ningún caso puede admitirse que se pretenda empañar la limpia trayectoria, el buen hacer y el prestigio del conjunto de la Ertzaintza", ha señalado.

Sometido al estrecho marcaje de una oposición que incluso ha llegado a pedir su dimisión por el trágico suceso, el consejero ha matizado que "la mejor forma de defender a la ´ es, precisamente, impulsar la investigación interna" y "tomar las decisiones" para que nunca se vuelvan a producir hechos similares. En este sentido, ha avanzado las medidas que impulsará la Policía vasca para sustituir progresivamente el actual material antidisturbios. Pese a este anuncio, el consejero calificó de "falso" que exista alguna normativa, recomendación u obligación de retirar las escopetas lanzapelotas. Lo que sí hay, explicó, es una directiva europea de 2009 en la que trata el tema, además de diversas investigaciones de las policías europeas a raíz de una recomendación de la francesa. A este respecto, Ares señaló que se permitirá la utilización de estas armas, solo en situaciones especiales, a dos unidades de élite de la Ertzaintza: la brigada móvil y la de refuerzo.

Ares ha estado acompañado en el Parlamento por el director de la Ertzaintza, José Antonio Varela, quien ha explicado las actuaciones policiales realizadas el jueves por la noche, cuando Cabacas recibió el pelotazo que tres días y medio después acabó con su vida. Según ha confirmado, quienes repelieron de inicio los incidentes fueron los agentes de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Bilbao y no efectivos antidisturbios ni de la brigada de refuerzo. Además, ha asegurado que ninguno de los disparos se produjo "a bocajarro". "La distancia nunca fue inferior a 22 metros" ha asegurado, además de desvelar que en los incidentes resultaron heridos tres agentes de la policía.

Más información