Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno no podrá "contar con el PSOE" para "programas bárbaros"

Simancas acusa a Aguirre de querer imponer recortes en los derechos democráticos

Simancas, junto a la diputada socialista Eva Cuesta, hoy en el Congreso.
Simancas, junto a la diputada socialista Eva Cuesta, hoy en el Congreso. EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que la reforma del Estado de las autonomías sea pactada con el PSOE. Los socialistas sin embargo no están por la labor de llegar a un acuerdo en este sentido. El diputado Rafael Simancas ha asegurado que el Gobierno no podrá “contar con el PSOE” para aplicar “programas bárbaros, de extrema derecha”.

Simancas ha acusado a Aguirre de querer imponer un programa que recorta derechos democráticos y sociales. El también socialista Ximo Puig, secretario general del partido en la Comunidad Valenciana, ha defendido igualmente el modelo actual. A su juicio, “el problema no es el Estado autonómico sino cómo se han gestionado las competencias por el Gobierno de la derecha”.

Otro de los dirigentes del PSOE que ha criticado a Aguirre ha sido el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez. Ha calificado sus declaraciones de “preocupantes” y “muy graves” y ha instado al PP a que diga “claramente” si comparte esa postura. Para Gómez, la propuesta de la presidenta es la prueba de su “incapacidad para cumplir con sus obligaciones”. En línea similar se ha pronunciado el portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo: “Está privatizando todos los servicios públicos y no tiene nada que gestionar, así que no sabemos muy bien para qué quiere seguir siendo presidenta de la Comunidad de Madrid, porque lo único que ha quedado demostrado es el fracaso de su modelo político”.

A Aguirre también le han llegado los reproches desde comunidades como Navarra, el País Vasco y Cataluña. Unión del Pueblo Navarro (UPN) ha considerado "inconcebible" devolver competencias al Estado y ha coincidido con el PSOE en que el problema que tiene España no es el Estado autonómico "sino cómo se gestiona". Tanto el PNV como ERC han retado a la presidenta madrileña a que renuncie al autogobierno y aplique en su comunidad la devolución de competencias que ha propuesto para los demás.

En las filas del PP los comentarios han sido más comedidos. No se ha llegado a criticar la iniciativa de Aguirre pero tampoco se ha defendido. La líder en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, ha asegurado que “respeta” a su compañera de partido pero ha defendido la libertad de cada comunidad para ejercer su autogobierno. El parlamentario del PPdeG, Miguel Santalices, ha señalado que él siempre ha sido “partidario” de que la transferencia a las comunidades “fue un logro” en la asistencia sanitaria y ha remachado que “siempre” se decantó por “mantener este tipo de competencias”.