Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil detiene en Cádiz a dos jefes de la camorra napolitana

Estaban entre los delincuentes más buscados de Italia y eran responsables de varios asesinatos

Las dos detenciones suponen el descabezamiento del clan 'Polverino'

Giuseppe Polverino y Raffaelle Vallefuoco son los dos capos de la camorra napolitana que la Guardia Civil, en colaboración con los Carabinieri de Italia, detuvieron el miércoles cinco de marzo en Jerez de la Frontera (Cádiz). Se trata de dos de los delincuentes más buscados por las autoridades italianas, responsables presuntamente de varios asesinatos en Italia y que controlaban un imperio económico de 1.000 millones de euros. Las dos detenciones suponen el descabezamiento del clan Polverino.

El primer detenido, Giuseppe Polverino, de 53 años, estaba incluido en la lista de las 30 personas más buscadas por las autoridades italianas como jefe del clan Polverino, que controla el tráfico de hachís del sur de Italia y cuya influencia abarca las localidades de Marano, Vomero y Camaldoli. El detenido Polverino está considerado un delincuente "de máxima peligrosidad" por las autoridades italianas, al ser responsable, como jefe del clan, de varios asesinatos en Nápoles. Según la justicia italiana, podría controlar un imperio económico de mil millones de euros. Estaba en busca y captura desde el pasado año por asociación con la mafia napolitana.

El segundo detenido, Raffaelle Vallefuoco, también se encuentra incluido en la lista de las 100 personas más buscadas por las autoridades italianas, como jefe de la principal sección del mismo clan, encargada de la introducción y transporte de droga hasta Italia.

Estas detenciones, junto con las de Doménico Verde y Fabio Allegro en 2009, suponen el descabezamiento del clan y el desmantelamiento de las tres secciones que operaban en España, desde las que controlaban el tráfico de droga hacia Italia.

La información obtenida gracias a la colaboración de la Guardia Civil y los Carabinieri en la desarticulación de este peligroso clan ha supuesto la detención de 66 personas en Italia desde 2010.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >