Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin reconoce que el Rey le pidió en 2006 que dejara los negocios

Urdangarin revela que jugó al pádel con Matas en Marivent. El expresidente lo había negado

El juez ha preguntado esta mañana al duque de Palma, Iñaki Udangarin, si el Rey le pidió que abandonara sus negocios. Urdangarin ha contestado que sí. La Casa del Rey envió en la primavera de 2006 a Barcelona a un asesor externo para tratar la situación con el propio duque y sus abogados. En febrero de ese año, el PSOE balear había cuestionado por primera vez —aunque sin citar a Urdangarin— los 1,2 millones de euros abonados por el Gobierno de Jaume Matas para la organización de eventos deportivos al Instituto Nóos, que entonces presidía el propio duque. Urdangarin cesó en sus negocios aunque solo lo hizo de forma aparente, según la acusación, porque en paralelo lanzó con su socio Diego Torres nuevas marcas de carácter altruista ligadas al patrocinio deportivo e integración social y celebración de eventos. Todo y pese a que la orden del Rey de que cesara sus negocios, los mismos que le han llevado hoy a tener que declarar como imputado en la causa abierta ante la posible comisión de los delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental, fraude a la Administración y prevaricación, también le llegó por escrito.

El conocimiento que la Casa Real tenía de los negocios del duque ha ocupado una parte de la declaración de Iñaki Urdangarin durante la mañana. También lo ha sido respecto a los espacios en los que negoció las condiciones de sus contratos. Por ello, el juez instructor, José Castro, le ha preguntado si hubo reuniones en el palacio de verano de la Familia Real, el palacio de Marivent. El duque de Palma también lo ha confirmado, avalando así la declaración del que fuera su amigo, José Luis Ballester, Pepote. quien desveló que el palacio fue uno de los sitios en los que el yerno del Rey se reunió con el entonces presidente del Gobierno balear, Jaume Matas.

Urdangarin ha dicho ante el juez que Pepote y Matas acudieron al palacio a jugar a pádel y que en una reunión posterior, “tomando una cdrveza”, abordaron temas del patrocinio o compra de un equipo ciclista, aunque no hablaron de dinero, según ha mantenido ante el juez. La pista de pádel se encuentra apenas a 75 metros del despacho del Rey pero fuentes de la Casa Real han asegurado que este encuentro no se produjo en el mismo Marivent, sino en una zona de palacio que se llama son Vent que es la que ocupan los duques de Palma cuando están la ciudad.

Con esta afirmación, el duque ha dejado en evidencia al expresidente balear, también imputado en esta causa, que negó la versión de Pepote sobre la visita a Marivent. .

Con sus preguntas, el juez ha pretendido desenmascarar hasta qué punto la Casa Real conocía los negocios del duque y la veracidad del envío de un emisario, José Manuel Romero, persona muy próxima a palacio desde al menos 1993.

El enviado de la Casa del Rey se reunió con Urdangarin y examinó las cuentas de la entidad, que había sido constituida sin ánimo de lucro en 1999. Y comprobó que las actividades de Nóos y la red empresarial tejida a su alrededor sí tenían ánimo de lucro, por lo que aconsejó al duque de Palma que se desvinculara de inmediato de la misma.

En junio de ese año, Urdangarin abandonó la presidencia de la entidad. Su esposa, la infanta Cristina, también dejó su puesto como vocal de la junta directiva. Dos años después, cuando la amenaza de la investigación ya arreciaba, llegó la recomendación de la Casa del Rey de que se marchara de España y buscara trabajo en otro país. Y en abril de 2009, la Corona anunció que la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin y sus cuatro hijos se trasladarían a Washington por motivos profesionales.