El PP sigue siendo cristiano y acatará la resolución del matrimonio homosexual

Los populares aprueban un código de buenas prácticas que fija qué hacer con los imputados

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y la secretaria general de la formación política, María Dolores de Cospedal, en la primera votación.
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y la secretaria general de la formación política, María Dolores de Cospedal, en la primera votación.Juan Ferreras (EFE)

El Partido Popular ha seguido exhibiendo unanimidad y dejó anoche zanjadas las cinco ponencias. El reconocimiento del matrimonio homosexual quedará como diga el Tribunal Constitucional. Esta posición contrasta con la del presidente del Partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, quien se mostró a favor de modificar la ley antes de las elecciones y quien abanderó en 2005 el recurso contra la norma.

La ponencia de Estatutos incorpora un código de buenas prácticas que será de obligado cumplimiento. Sin referencia a casos de corrupción, esta ponencia compromete al PP a “responder ante comportamientos indeseables de sus miembros". La ponencia prohíbe “aceptar tratos de favor” o la actividad privada “que pueda generar conflicto de intereses”.

El código de buenas prácticas establece que, tras una imputación judicial, se abrirá un expediente informativo, que será disciplinario en cuanto se señale el juicio oral y que "se resolverá con la sentencia (…) que ponga fin al procedimiento".

Los compromisarios del PP también se confirmaron anoche y decidieron, por una amplia mayoría, que mantendrán la palabra cristiano en la definición de su partido.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y el concejal del Ayuntamiento de Madrid Ángel Garrido presentaron la enmienda al texto elaborado por Alberto Núñez Feijóo, Santiago Cervera y José Ramón Bauzá.

En la ponencia económica se aprobó “agilizar la reforma del sector financiero” y el apoyo a la reforma laboral del Gobierno. Igualmente se ha acordado reforzar el mercado único y una política agraria europea que beneficie los intereses españoles.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La ponencia social aceptó o transaccionó 327 enmiendas. De esta forma, los compromisarios populares han aprobado una sobre el “derecho de los alumnos a recibir de manera equilibrada una enseñanza en español y en el resto de lenguas cooficiales”.

Fue rechazada la enmienda que rezaba: “Defendemos la libertad de las personas para escoger y desarrollar su vida personal y familiar, mostrando siempre el mayor de los respetos hacia las nuevas realidades existentes”.

La propuesta política ha aprobado un texto con mensajes de rechazo a las movilizaciones sociales y las actitudes de los que consideran “minorías radicalizadas”. En vísperas de las primeras movilizaciones masivas contra el Gobierno, los populares rechazan que el Estado del bienestar esté amenazado y que las políticas sociales “están bien gestionadas por el Partido Popular”. En esta misma ponencia se establece un compromiso para “crear nuevas formas de participación”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS