ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 1 de octubre de 2005

El PP recurre al Constitucional las bodas gays por "desnaturalizar" el matrimonio

Los populares consideran "un fraude de ley" llamar matrimonio a las uniones homosexuales

El Partido Popular llevó ayer ante el Tribunal Constitucional la ley que permite el matrimonio homosexual. El recurso del PP, como ya anunció Mariano Rajoy, parte de la premisa de que el artículo 32 de la Constitución sólo permite el matrimonio entre el hombre y la mujer. En su impugnación, los populares también sostienen que al permitir la adopción a las parejas homosexuales se atenta contra el interés del menor, cuyo "ámbito natural" de filiación es "la unión heterosexual". El PSOE, a través de su secretario de Movimientos Sociales, Pedro Zerolo, advirtió al Partido Popular de que "lo que es inconstitucional es la discriminación" a los homosexuales.

El Partido Popular presentó ayer ante el Tribunal Constitucional su anunciado recurso de inconstitucionalidad contra la ley de matrimonios homosexuales. El texto afirma que la ley "desnaturaliza la institución constitucional del matrimonio" y argumenta su impugnación en la supuesta vulneración de siete artículos de la Ley Fundamental (32, 10, 14, 39, 53, 9 y 167).

El recurso mantiene, además, que la denominación de matrimonio a las uniones civiles de homosexuales supone "un fraude de ley". Argumenta que el legislador ordinario no puede cambiar el nombre de las cosas, sino que para ello hay que modificar la Constitución. Y pone ejemplos de cosas que están definidas en la Constitución y a las que no se puede cambiar el nombre: matrimonio, nación, huelga, derecho de voto, autonomía o pluralismo. Para el PP, la norma impugnada vulnera los procedimientos establecidos para cambiar la Ley Fundamental en el artículo 167, y utiliza, a cambio, una vía encubierta para modificar el nombre de las cosas. Ése es precisamente el argumento que blande el PP para decir que Cataluña no es una nación, pues sólo lo puede ser, según la Constitución, España.

La mayor parte del recurso se basa en el presunto incumplimiento del artículo 32 de la Constitución, que dice textualmente: "El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica". El PP sostiene que sólo el hombre y la mujer son los "titulares del derecho a contraer matrimonio". Pide que se "repase minuciosamente" todo el articulado de la Ley Fundamental y así se verá que siempre que la Constitución no quiere hacer distingos entre hombres y mujeres utiliza "formas impersonales, como todos, toda persona, todas las personas, los ciudadanos, los españoles, todos los españoles, nadie", o, de forma más genérica, "se garantiza, se reconoce". La excepción es el artículo 32.

El recurso del PP repasa el debate previo a la redacción final de la Constitución para intentar demostrar que el objetivo del constituyente cuando escribió "el hombre y la mujer" era, precisamente, referirse a ambos como los dos cónyuges necesarios para contraer matrimonio. Así, señala que "los grupos parlamentarios socialista y comunista formularon sendos votos particulares" a la redacción de ese artículo. Los socialistas proponían que "el matrimonio se basase en la plena igualdad de derechos de ambos cónyuges" sin mencionar ni al hombre ni a la mujer. Y los comunistas, que "toda persona tiene derecho al desarrollo de su afectividad y su sexualidad, a contraer matrimonio, a crear en libertad relaciones estables de familia y a decidir, libremente, los hijos que desea tener".

El debate sobre la redacción final de ese artículo continuó hasta la Comisión Constitucional del Senado, donde ya se decidió la redacción que comienza con que "el hombre y la mujer...". Con esa redacción, según el recurso, "la Constitución no hizo más que elevar al máximo rango de jerarquía normativa la concepción tradicional del matrimonio entendida como la unión de un hombre y una mujer".

Ahora, según la impugnación de los populares, que el matrimonio tenga los mismos efectos si los contrayentes son del mismo sexo es inconstitucional porque "desvirtúa una institución social y jurídica fácil y universalmente reconocible". El recurso detalla también la doctrina del Tribunal Constitucional y el derecho comparado con otros países europeos para defender su posición. Y censura que el Gobierno "despreciara informes valiosos de importantes instituciones del Estado", que criticaban el término matrimonio, como el Poder Judicial, el Consejo de Estado o la Academia de la Lengua.

Otros incumplimientos de la Constitución, según el recurso, son los que afectan al principio de jerarquía normativa, al respeto a los tratados internacionales firmados por España, incluida la Declaración Universal de Derechos Humanos, y a la garantía de igualdad de todos los españoles ante la ley, pues, según el PP la norma busca la discriminación positiva de los homosexuales.

Texto íntegro del recurso del PP en www.elpais.es

Boda de dos homosexuales en Lleida a comienzos de este mes.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana