Defensa demora en al menos seis meses el inicio de la retirada de Afganistán

Morenés omite hablar de “guerra” en su primera visita a las tropas que combaten a los talibanes

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, saluda al gobernador de la provincia de Bagdhis, Delbar Jan Arman.
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, saluda al gobernador de la provincia de Bagdhis, Delbar Jan Arman.Ignacio Gómez (EFE)

El programa electoral con el que el PP ganó las pasadas elecciones prometía “reconocer la verdadera naturaleza” de las misiones que realizan las Fuerzas Armadas en el exterior. Durante los últimos ocho años, el PP ha reprochado al Gobierno socialista que no dijera que las tropas españolas están inmersas en una guerra en Afganistán. La anterior ministra de Defensa, Carme Chacón, solo llegó a admitir que los soldados actuaban en un “escenario bélico”. Ni un paso más.

Pero, en su primera visita al contingente español en Afganistán, el nuevo ministro de Defensa, Pedro Morenés, tampoco ha utilizado hoy las palabras guerra o combate. Solo ha hablado de “operaciones tácticas” en una “zona de operaciones”. Y ha subrayado, en términos similares a los que empleaba Chacón, que la misión en Afganistán es “la más dura de todas las que España ha participado” y que “conlleva, en muchas ocasiones, elevados riesgos”.

Morenés, un independiente ajeno a la polémica partidista, no parece inclinado a criticar al anterior Gobierno por no llamar a las cosas por su nombre. El nombre de las cosas, además, no es el mismo cuando se habla desde la libertad de estar en la oposición que cuando se hace desde la responsabilidad sobre la seguridad de los soldados. Más que a impartir lecciones, el nuevo ministro ha llegado a Afganistán dispuesto a escuchar a los militares que están sobre el terreno y sacar sus propias conclusiones.

En lo que sí ha corregido Morenés a Chacón es en el calendario de retirada de los 1.521 militares españoles desplegados en Afganistán. En conversación con los periodistas, el ministro ha confirmado un retraso de al menos seis meses sobre la fecha prevista. Si Zapatero ha anunciado en junio pasado en Bruselas una reducción del 10% de los efectivos en el primer semestre de este año y Chacón incluso ha puesto fecha de arranque al proceso este mes de enero, Morenés ha dicho hoy que en ningún caso el repliegue comenzará antes del verano. La previsión es que se haga en los últimos meses del año. Por una razón simple: la primavera y el verano son las estaciones de mayor actividad talibán.

Lo que se mantiene, porque así lo ha acordado la OTAN, es el compromiso de completar el repliegue en 2014. Para entonces, Morenés confía en que el trabajo para el que las tropas aliadas fueron a Afganistán esté culminado y no se malogre con una salida precipitada el esfuerzo de tantos años.

La tarea que tiene aún por delante el contingente español es ardua. La conclusión del tramo de la Ring Road –la única carretera asfaltada del país-- que recorre la provincia de Badghis, bajo control español, está pendiente de que la empresa turca a la que se han adjudicado las obras las inicie la próxima primavera. Y la retirada de las fuerzas de EE UU de Badghis cuestiona la viabilidad de un proyecto que implica limpiar el valle del Burghab, bastión de talibanes y narcotraficantes.

Como alternativa, el Ejército español y el Nuevo Ejército Afgano (ANA), de cuya formación y adiestramiento se encargan los españoles, se centran en mantener abierta al Ruta Lithium, que une la capital, Qala-i-Naw, con el norte de la provincia. Los militares españoles mantienen dos bases avanzadas en Ludina y Darra-i-Bum, mientras que los afganos se han instalado en Golojirak, al norte. Si se cumplen los plazos, la ruta estará pavimentada, y despejada, a final de año. Pero sería la primera vez que en Afganistán se cumple algún plazo.

Morenés ha rendido homenaje a los caídos ante la lista con los nombres de los 97 militares españoles muertos en Afganistán. En la placa aún falta el último: el sargento Joaquín Moya Espejo muerto en un ataque con los talibanes el pasado 6 de noviembre.

Sobre la firma

MIGUEL GONZÁLEZ (ENVIADO ESPECIAL)

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción