Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dirigentes socialistas hacen sus primeras elecciones de bando

En pequeñas minirruedas de prensa los miembros del comité están ofreciendo los primeros posicionamientos a favor de uno y otro candidato

Un Comité Federal es una larguísima reunión, a puerta cerrada, en el que prácticamente cualquier cargo del PSOE puede acabar hablando. El de hoy no ha comenzado temprano y se espera que acabe tarde. Previsto para las once de la mañana, hasta el mediodía no se ha producido la primera intervención, la del saliente secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero. Desde entonces, se suceden las palabras en el interior del cónclave, mientras algunos dirigentes salen y entran de la sala.

Aunque algunos solo quieren fumar o estirar las piernas, la mayoría se turna la palabra en pequeñas ruedas de prensa en la entrada de la sede del partido en la calle de Ferraz de Madrid. Allí se ha podido escuchar a Tomás Gómez, líder de los socialistas madrileños, sacar pecho de que, esta vez sí, el comité federal mira con buenos ojos su propuesta de que el PSOE elija a su secretario general mediante primarias, en las que participe toda la militancia. Todos esperaban que se decantara por Carme Chacón, pero no lo ha hecho. Ha dicho que prefiere escuchar el debate de ideas.

A partir de algunas de las intervenciones, se pueden hacer las primeras quinielas. De parte de Alfredo Pérez Rubalcaba se han pronunciado la exministra Trinidad Jiménez, el lehendakari Patxi López, el portavoz en el Ayuntamiento de Madrid Jaime Lissavetsky o el diputado Diego López Garrido. A favor de Chacón, el líder del PSC, Pere Navarro, el expresidente extremeño José María Barreda o Pedro Zerolo. Algunos lo hacen con vehemencia, otros se decantan después de un interrogatorio.

Hoy al baile de dirigentes le acompaña una anécdota: cinco militantes que se quejan de lo difícil que es conseguir los avales. En teoría, los candidatos solo pueden serlo si obtienen el 10% de los avales de miembros del Comité Federal. Pero un pequeño grupo de miembros de Nuevo Socialismo, encabezados por el diputado Luis Ángel Hierro y que dicen representar a unos 6.000 personas, que quiere presentarse al congreso de febrero, lleva toda la mañana abordando a toda persona que sale de Ferraz para pedir su firma. Aseguran que no les han dado otra opción desde la dirección del PSOE, porque ni siquiera les dejan entrar para pulsar a los miembros del comité. Al menos han conseguido la atención de los medios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >