Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos elogian la publicación de las cuentas de la Casa del Rey

ICV celebra que el desglose presupuestario se haya hecho público, pero pide más control

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso. EUROPA PRESS

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, ha elogiado la decisión de la Casa del Rey de hacer públicas las cuentas de su asignación presupuestaria anual, una medida de transparencia que, a su juicio, contribuirá a "reforzar la confianza" en la institución y la estima que los ciudadanos tienen por el Rey. Convergencia i Unio (CIU) también se congratula de la iniciativa, igual que el PP, que la considera un "impecable ejercicio de transparencia". Joan Herrera, de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), aunque se ha "alegrado" también, ha pedido mayor "control". El portavoz de Izquierda Unida (IU), más duro, considera una "vergüenza ajena" que esa transparencia haya sido adoptada unilateralmente por la Casa del Rey "como una concesión graciosa" y tras el escándalo de su yerno, Iñaki Urdangarin.

En declaraciones en el Congreso, Alonso ha dicho que el desglose de las cuentas del Rey es "un ejercicio de transparencia voluntario" que va a contribuir "a aumentar el reconocimiento social a la institución y a la persona que ostenta la Jefatura del Estado". "Este ejercicio de transparencia es bienvenido por todo el mundo", sostiene Alonso, que no cree que la Monarquía haya perdido la confianza de los ciudadanos tras la investigación abierta al yerno del Rey, Iñaki Urdangarín.

A su juicio, el Rey ha prestado y sigue prestando un "excelente servicio" a España y así lo reconoció, a su juicio, el Parlamento al dedicarle una cerrada ovación en la Apertura Solemne de la Legislatura, que según precisó fue "espontánea" y no fruto de un acuerdo previo entre los grupos.

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ha alabado también la decisión de la Casa del Rey de publicar el desglose de la asignación presupuestaria que recibe la institución, una medida considera "un ejercicio de transparencia impecable". Alonso, como el portavoz del PSOE, ha subrayado que la Casa del Rey ha adoptado esta decisión voluntariamente, sin que estuvieran obligados y entiende igualmente que esta transparencia contribuye a reforzar la imagen de la Corona y, en general, de las instituciones. "Alabo el ejercicio de transparencia", ha dicho.

 

El portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Pere Macías, considera "francamente muy positivo" el gesto de la Casa del Rey porque considera que los ciudadanos "merecen saber" en qué se gasta el dinero que sale de sus bolsillos.

Más control

El secretario general de ICV, Joan Herrera, ha asegurado alegrarse de la iniciativa, aunque ha pedido un mayor "control público y parlamentario" sobre este dinero y que se sepa exactamente "en qué se gasta".

Al contrario que Alonso, Herrera ha lamentado en rueda de prensa que la Casa Real haya dado a conocer las cifras "arrastrada por los acontecimientos" del caso Urdangarin, sin haber atendido las peticiones que en el pasado se hacían desde diversas formaciones políticas. "Nos habríamos ahorrado muchos problemas", ha sentenciado.

Según se ha sabido el sueldo anual del Rey en 2011, antes de aplicar las correspondientes retenciones de impuestos, se sitúa en 292.752 euros, de los que 152.233 se destinan a gastos de representación, mientras que el del príncipe de Asturias es de 146.376 euros.

"Vergüenza ajena"

El portavoz de IU en el Congreso, José Luis Centella, considera que la decisión de la Casa del Rey de publicar el desglose de su asignación presupuestaria anual debe "agradecerse" al yerno de don Juan Carlos, Iñaki Urdangarin. A su juicio, da "vergüenza ajena" que esa transparencia haya sido adoptada unilateralmente por la Casa del Rey "como una concesión graciosa" y que no hubiera sido a instancias de las Cortes, de lo que culpa directamente al PP y al PSOE. "Es como si estuviéramos en una democracia tutelada", ha comentado en rueda de prensa en el Congreso.

En cualquier caso, ha mostrado su satisfacción por el hecho de que se haya dado este paso, que en su opinión era lo "natural" desde hace tiempo, pero ha querido dejar claro que el coste de la Casa Real supera los ocho millones de euros que se recogen en los Presupuestos Generales del Estado y por ello su grupo seguirá insistiendo en que los españoles "sepan lo que cuesta".

Centella, que es secretario general del PCE y que fue uno de los diputados de IU que juró la Constitución en el Congreso sin renunciar a sus principios republicanos, ha reiterado su rechazo a la institución por "principios". "Esa partida (para la Casa del Rey) no tendría que existir, sino un presupuesto de la Presidencia de la República", sostiene.