Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno solo nombra a un tercio de los nuevos secretarios de Estado

Altos cargos socialistas siguen en sus puestos al demorarse el relevo

Ampliar foto
Jorge Moragas.

Mariano Rajoy logró algo insólito en la democracia española: que no se filtrase la lista de su Gobierno. El secretismo que rodeó los nombres de los ministros fue elogiado como síntoma de seriedad y rigor. Para lograrlo, Rajoy no avisó a muchos de los afectados hasta pocas horas antes de su nombramiento. Si no lo sabían, no podrían contarlo. Pero ha pagado un precio por ello: la mayoría de los ministros se ha incorporado a su puesto sin tiempo para preparar un equipo. Eso explica que el Consejo de Ministros de este viernes solo nombrase a 16 altos cargos; entre ellos, nueve secretarios de Estado, poco más de un tercio de los 24 previstos.

En comparación, el primer Consejo de Ministros de Zapatero en 2004, que tuvo carácter extraordinario, nombró 77 altos cargos (incluidos todos los secretarios de Estado), y el segundo, cuatro días después, ya ordinario, a otros 77. La parsimonia en el desembarco del nuevo Gobierno ha hecho que muchos altos cargos socialistas, que esperaban ceder este viernes sus responsabilidades, deban seguir en sus puestos hasta el día 30, sirviendo a un ministro del PP. Es el caso, por ejemplo, del secretario de Estado de Defensa, entre cuyas competencias figura una tan delicada como ordenar el derribo de un avión de pasajeros si España sufriera un atentado al estilo del 11-S. Pero hay situaciones más complejas, pues se han suprimido o fusionado 16 Secretarías de Estado, cuyos titulares han cesado con su puesto.

El más importante de los nombramientos aprobados es el del jefe de Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, con rango de secretario de Estado, a quien se subordinará la Secretaría General de Presidencia. Álvaro Nadal dirigirá la Oficina Económica de La Moncloa; Carmen Martínez Castro, la Secretaría de Estado de Comunicación; y José Luis Ayllón, la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes. Los ministros que más prisa se han dado en designar sus equipos son Cristóbal Montoro (Hacienda y Administraciones Públicas) y Luis de Guindos (Economía y Competitividad). Caso insólito el del nuevo titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que ha renombrado al jefe de Gabinete de Trinidad Jiménez: el diplomático Juan Sell.