Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López promete “lealtad” con Rajoy, pero anuncia “legítimas diferencias”

El 'lehendakari' aboga por gestionar el fin de ETA “sin cesiones” pero también “sin complejos”

Ampliar foto
Basagoiti pasa por delante de López y Ares en el pleno del Parlamento vasco. EFE

El lehendakari, Patxi López, aseguró ayer que su Gobierno gestionará el fin del terrorismo y los movimientos que tengan que producirse “con convicción y lealtad” al Ejecutivo que presida Mariano Rajoy, con quien espera una reunión, pero dejó claro también que defenderá su propia visión de lo que se debe hacer y que puede haber “legítimas diferencias”. Habrá “espacio y voluntad” para el trabajo conjunto, pero, para empezar, López pidió actuar “con inteligencia” —“sin cesiones”, pero también “sin complejos”— y reiteró que, en materia de política penitenciaria, está persuadido de que se puede ya acercar a etarras presos a cárceles vascas.

Este pronunciamiento del lehendakari encontró oposición en el interior de la Cámara, explicitada por UPyD, sino también en forma de un comunicado de Covite, el principal colectivo de víctimas del terrorismo de Euskadi. Covite considero que el acercamiento “no es un derecho de los presos” y además puede “dificultar la reinserción”, “vulnerar derechos de las víctimas” y crear “problemas de seguridad”.

López mantuvo un cara a cara con su socio Basagoiti sobre los derechos de las personas que abandonaron Euskadi por la amenaza terrorista

La gestión del fin del terrorismo ocupó ayer buena parte de la sesión de control del Parlamento y, en concreto de las cuestiones que interpelaban al lehendakari, Patxi López. Tanto sus socios del PP, con el propio Antonio Basagoiti en la tribuna, como EA y UPyD, llevaron a pleno sendas interrogantes que dieron pie a que López recordara los compromisos y propuestas contenidos en el decálogo que presentó en el pleno de política general a finales de septiembre y apelara al mantenimiento de la unidad. También propició que estableciera sus diferencias, tanto respecto de posturas más resistente y desconfiadas de PP y UPyD, como de las presiones y urgencias que impulsan los abertzales.

“Los que llevan treinta años de retraso no pueden pedir que los demás actuemos en treinta días”, respondió a Juan José Agirrezabala (EA), en estos momentos voz de los intereses de la izquierda abertzale en la Cámara. Este reprochaba que desde que ETA declaró el alto el fuego no haya cambiado la política penitenciaria. López le recordó que la banda no ha desaparecido. “Ya hemos conseguido que cese su actividad, pero falta que se disuelva sin contrapartida y en ese objetivo debemos estar unos todos, incluido su grupo”, indicó. El lehendakari dijo que antes que nada son la unidad y la prudencia y recordó que “durante décadas” ha sido la propia ETA la que ha impedido a sus presos solicitar los beneficios penitenciarios a los urgía EA.

UPyD consideró que López y el PSE-EE muestran cierto “deslizamiento” hacia los debates que interesan a la izquierda abertzale

UPyD consideró que López y el PSE-EE muestran cierto “deslizamiento” hacia los debates que interesan a la izquierda abertzale. López achacó a esa formación ser justamente quien lleva de continuo al parlamento “debates en los que se mueven con comodidad ETA y la izquierda abertzale”. “Ya no sé si es UPyD quien quiere ganar espacio a costa de ETA o es la banda la que gana espacio a costa de UPyD”. “Es muy difícil coincidir con usted”, añadió, sin ocultar su desacuerdo con el anuncio de proponer la ilegalización de Amaiur. “Los que asumen la legalidad tienen que se legales. ¿Queremos integrarlos o es que viven ustedes mejor con ellos fuera de la democracia?”-

López mantuvo un cara a cara con su socio Basagoiti sobre los derechos de las personas que abandonaron Euskadi por la amenaza terrorista, en el que el presidente del PP vino a anunciar que el Ejecutivo de su partido legislara para que esas personas puedan votar en el País Vasco. Basagoiti recogió el guante de López cuando este le dijo que corresponde al Gobierno central reformar la ley para regular tal cuestión. “Lo haremos”, dijo el líder del PP.

Guerra por las cuentas

El PNV, Aralar, EA, EB y UPyD impugnaron ayer la enmienda por la que el PSE y el PP incluyeron el martes a última hora en el proyecto de presupuestos la cobertura a los recortes del Gobierno al funcionariado.

En una iniciativa suscrita por todos ellos y que el martes verá la Mesa de la Cámara, piden que se paralice la tramitación del proyecto de ley de Presupuestos para 2012, en tanto los servicios jurídicos de la Cámara realizan un informe sobre la adecuación de la inclusión de esa enmienda al Reglamento. Los firmantes entienden que solo cabría como enmienda a la totalidad. A su juicio, la iniciativa supone una variación —disminución, en este caso— del gasto, porque se eliminan los complementos durante las bajas laborales. Argumentan que el artículo 155.4.c define como enmiendas a la totalidad las que “propongan una variación positiva o negativa de las cantidades del gasto o del ingreso total”.

Fuentes de la Mesa preven que será rechazada por la mayoría que suman PSE y PP y que el trámite de las cuentas no se interrumpirá.