Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo emplaza a Rajoy a evitar el “colapso” de la sanidad

El presidente de la Xunta cree que el Sistema Nacional de Salud está en "una situación muy grave”

Ampliar foto
Feijóo, junto al presidente de los empresarios gallegos, Antonio Fontenla (derecha) y el editor Fernando Barrera Morate. EFE

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, emplazó ayer al Gobierno de Mariano Rajoy, que tomará posesión la próxima semana, a evitar el “colapso financiero” del Sistema Nacional del Salud (SNS), que “está en una encrucijada y en una situación muy grave”, dijo. Será “uno de los problemas más graves” que se encuentre el nuevo Gobierno, al que pidió una decisión “muy seria, muy medida y lo mayor consensuada posible” para resolverlo.

Feijóo señaló que el SNS tiene una deuda de más de 17.000 millones de euros. “El Ministerio de Sanidad no puede limitarse a ostentar el rótulo en el edificio”, subrayó, sino que ha de asumir sus competencias y pactar con los presidentes autonómicos una solución para el SNS. El presidente gallego hizo estas valoraciones en una conferencia que pronunció en el Foro del Grupo Correo Gallego sobre Claves de competitividad de la economía gallega ante un auditorio que incluyó, entre otros, a varios conselleiros, a la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, al exministro de Sanidad, José Manuel Romay, y al presidente de los empresarios de Galicia, Antonio Fontenla.

Considera Feijóo que la economía gallega “está enferma, dentro de una economía española que está en la UCI”. La Xunta “gasta tres veces más en farmacia que en universidades” (1.200 y 400 millones de euros, respectivamente), destacó, para interpretarlo como señal de un problema estructural común a toda España y que, por eso mismo, espera que sea uno de los “ejes de innovación” del futuro Gobierno.

“Cayó en la tentación”

España, según Feijóo, “cayó en la tentación” de pensar en los últimos años que era un país rico y dejó de lado la cultura del esfuerzo, un error común y que no se puede atribuir a ninguna sigla política pero que precisa un cambio de mentalidad para que el país recupere su “papel protagonista” en Europa. También insistió el presidente de la Xunta en que Galicia “anticipó” la aplicación de muchas medidas que ahora se consideran prioridad en el resto del Estado.

“No estamos abocados a vivir peor, sino a gobernar diferente”, como Galicia ha hecho con el impulso del catálogo priorizado de fármacos o la reciente agrupación de los tecnólogos en la Axencia de Modernización. Antonio Fontenla, que intervino previamente, reclamó una reforma laboral “que funcione”.