Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HEMEROTECA

Cuando el Rey recibió a Idigoras por mandato constitucional

Don Juan Carlos rechaza un escrito de Herri Batasuna sobre la situación del País Vasco

Jon Idigoras se identifica con el DNI a su llegada a La Zarzuela. EFE

El rey Juan Carlos mantuvo ayer una actitud de extrema firmeza ante Jon Idigoras, diputado de Herri Batasuna (HB), al que advirtió que lo recibía por mandato constitucional dentro de la ronda de consultas para designar candidato a la presidencia del Gobierno. Según fuentes de La Zarzuela, don Juan Carlos rechazó un escrito que Idígoras pretendía entregarle sobre lo que el dirigente de HB llamó "el contencioso que mantienen Euskadi y el Estado".

La entrevista con don Juan Carlos fue "breve, respetuosa y distante", según Idigoras. La primera audiencia del Monarca a un representante de la coalición abertzale fue efectivamente breve. Duró solo unos ocho minutos: mucho menos tiempo que el que el Rey ha dedicado a los demás representantes de las fuerzas parlamentarias en la actual ronda de consultas. "Se ha acabado porque no daba más de sí", dijo Idigoras para justificar la brevedad del encuentro.

La entrevista, celebrada a solas en el palacio de la Zarzuela, fue también distante. El Rey se negó incluso a aceptar una carta de la Mesa Nacional de HB en la que se exponían los puntos de vista de esta formación para acabar con el problema de la violencia en el País Vasco. "Constitucionalmente, no se puede entregar [la carta al Rey], por lo que se ve", afirmó también Idigoras a modo de explicación.

El carácter respetuoso de la audiencia quedó de manifiesto por el hecho de que, según él mismo explicó, el diputado de HB se pusiera corbata por primera vez desde su boda, en 1970, atendiendo a las normas de protocolo de la Casa Real.

Idigoras transmitió al Rey "la disposición de HB para que el comienzo de esta legislatura esté marcado por la voluntad clarísima de buscar soluciones pacíficas y democráticas al conflicto, en ocasiones violento, entre Euskadi y el Estado español". "No vamos a escatimar esfuerzos en sentar las claves para superar el contencioso", agregó. Según, Idigoras, don Juan Carlos "ha agradecido la sinceridad [de la exposición]".

El diputado de Herri Batasuna insistió posteriormente en que el Rey había "adquirido el compromiso personal de transmitir [su mensaje] a las instituciones que representa", en alusión apenas velada a la condición de capitán general de las Fuerzas Armadas de don Juan Carlos. Fuentes de la Zarzuela precisaron que el Rey trasladará ese mensaje exclusivamente al Gobierno.

Idigoras reiteró que los dos diputados de HB no asistirán a la sesión de investidura del presidente del Gobierno, aunque señaló que su formación acudirá al Parlamento español siempre que lo crea necesario. "No hemos puesto límite a nuestra intervención en las instituciones", manifestó.

ldigoras se escudó en que "no sería elegante" revelar lo que le había dicho el Rey para evitar contestar a la pregunta de si don Juan Carlos le reprochó el silencio cómplice de Herri Batasuna ante los atentados de ETA, y, especialmente, ante la matanza de la semana pasada en Madrid, en la que fueron asesinados seis militares y un funcionario de Defensa.

Respecto a su decisión de acudir por vez primera a La Zarzuela, Idigoras dijo que "no es un acto de sumisión" al Monarca, pero "tampoco de insumisión", como había dicho el miércoles el portavoz de Herri Batasuna, Floren Aoiz.

A las once (le la mañana acudió a La Zarzuela el presidente del Partido Aragonés (Par) y único representante de su partido en el Congreso, José María Mur. Tras su entrevista con el Rey, Mur aseguró que votará en contra de la investidura de González. Dijo también que había trasmitido a don Juan Carlos su preocupación por el apoyo de CiU al PSOE y la insolidaridad que los nacionalistas catalanes pueden mostrar en el llamado contencioso del agua, referido al aprovechamiento del caudal del Ebro.

A mediodía llegó en taxi al palacio de la Zarzuela Pilar Rahola, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), quien declaró antes de entrar en la residencia real que le hacía "ilusión saludar al ciudadano Juan Carlos".

Al terminar el encuentro, Rahola manifestó que había sido "muy agradable, a pesar de las diferencias ideológicas" y que durante la entrevista hubo "un buen feeling [una buena sintonía] personal". La diputada catalana aseguró que había expuesto al Rey la ideología republicana de ERC y que le dijo a don Juan Carlos que según ellos "España es un mal invento para Cataluña, que no nos van bien las cosas dentro de España y que por eso trabajamos por la independencia de nuestro país". Rahola agregó que previsiblemente ERC votará en contra de la investidura de González. La última audiencia de ayer la dedicó el Rey al portavoz de Coalición Canaria, Lorenzo Olarte, que calificó de reconfortante la entrevista con don Juan Carlos. Olarte manifestó que su grupo no ha decidido todavía si apoyara a González en la investidura.

La ronda de consultas de don Juan Carlos termina hoy. Por la mañana, el Rey recibirá a Iñaki Anasagasti en representación del PNV; Miquel Roca, por CiU, y Julio Anguita de Izquierda Unida. Por la tarde acudirán a la Zarzuela José María Aznar, presidente del PP, y Felipe González, secretario general del PSOE.

Más información