Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Sandokán se presentará a las autonómicas

Unión Cordobesa se presentará a los comicios con el empresario como cabeza de lista

Ampliar foto
Rafael Gómez Sánchez, 'Sandokán'.

Unión Cordobesa, la formación política nacida por iniciativa de Rafael Gómez Sandokán, concurrirá a las elecciones autonómicas y todo apunta a que el empresario cordobés será el cabeza de cartel, decisión que se conocerá hoy. Unión Cordobesa, liderada por el joyero cordobés, procesado en el juicio del caso Malaya, fue la gran sorpresa de las elecciones locales del pasado mayo, al convertirse en la segunda fuerza política en el Ayuntamiento de Córdoba, solo por detrás del PP, con cinco concejales, uno más que IU y PSOE.

Unión Cordobesa es un grupo que, como defiende su fundador, huye expresamente de la política y se postula como garante de la gestión. Durante la campaña, Sandokán defendió que lo público fuese dirigido en términos empresariales. Su sencillo discurso, cimentado en populismo puro, caló no solo en sectores golpeados por la crisis y descontentos. Un estudio del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA) demostró que los partidos de la izquierda (IU, sobre todo, pero también PSOE) fueron los que más sufrieron la huida de votos, si bien Unión Cordobesa se nutrió mucho de abstencionistas tradicionales y primeros votantes.

Experiencia

A pesar del peso con el que cuenta en el Ayuntamiento, la influencia política de la formación no es equiparable. Desde luego, no parece líder de la oposición al PP. Es más, la experiencia de los primeros siete meses le ha acercado cada vez más a las decisiones del gobierno municipal.

Sandokán, que adeuda 24,6 millones de euros al Consistorio por una multa urbanística

Hace dos días, Sandokán, que adeuda 24,6 millones de euros al Consistorio por una multa urbanística, apoyó sin fisuras los presupuestos municipales para 2012 que presentaba PP. Al tiempo, hizo una enrevesada defensa de la unión de todos los partidos para sacar a la ciudad de la crisis. Ofreció un vehemente discurso, propio de un mitin de fin de campaña, por el tono de voz, que hizo a más de un concejal moverse incómodo en su asiento.

Sandokán fue cabrero antes que platero. Y constructor antes de convertirse en político. Todos en la ciudad le conocen. También sus sencillas y rudas expresiones. En una entrevista concedida en octubre a la agencia Europa Press, Sandokán ya avanzó sus intenciones de presentarse y, como siempre, rezumaba un absoluto optimismo. “Nos va a votar mucha gente, los andaluces saben perfectamente con quién hablan y a quién van a votar”.