Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico cree que el futuro de la gestión de las carreteras pasa por cobrar por su uso

El subdirector de la DGT apunta que los países europeos tienen una extendida red de peajes

Construir carreteras no es gratuito. Tampoco mejorarlas ni mantenerlas. El subdirector de Tráfico, Federico Fernández, ha afirmado este martes que el futuro de la sostenibilidad de la red viaria “pasará por el pago por su uso”, sobre todo en un contexto económico en el que “seguramente no se podrán construir muchas más infraestructuras”.

Durante las Jornadas sobre Normalización, Ordenación y Regulación de la Movilidad en Entornos Urbanos e Interurbanos, organizada por la Asociación Española de la Carretera, Fernández aseguró que los políticos deberán decidir si el coste de la explotación de las vías lo pagan todos los ciudadanos o quienes las utilizan. “Parece que la pista va por ahí”, en alusión al pago por uso, añadió el subdirector de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Fernández insistió, en conversación telefónica con EL PAÍS, en que “no es un asunto nuevo”, y recordó que muchos países europeos cuentan ya con una extensa red de peajes para financiar la construcción de nuevas carreteras y el mantenimiento de las existentes. El problema reside, según Fernández, en decidir “cuánto se cobra y cómo se cobra”.

Pero el motivo de pagar por el uso de la red viaria va más allá de la financiación. Persigue, según el subdirector de la DGT, una mejor gestión de la movilidad. Es el caso de ciudades como Londres o Estocolmo, donde la Administración ha impuesto una tasa a los conductores para acceder al centro de la ciudad. Otro ejemplo es el de Portugal, que ha establecido un peaje en tres autopistas y ha reducido el tráfico hasta en un 46%, o el de la euroviñeta, una tasa de aplicación voluntaria que aprobó la Eurocámara en junio y con la que se pretende gravar a los camiones por la contaminación atmosférica y acústica.