Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de lo Contencioso del Supremo tiene "miedo a los recortes"

El magistrado José Manuel Sieira reclama la consolidación del Gabinete Técnico y del refuerzo de 19 magistrados y 25 letrados para "poner la Sala al día"

Ampliar foto
José Manuel Sieira, presidente de la Sala de lo Contencioso del Supremo

 El presidente de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo, José Manuel Sieira, ha planteado al nuevo Gobierno que invierta en Justicia porque “la Justicia es una inversión, no es un gasto, y es rentable económicamente y desde el punto de vista de los ciudadanos”. Sieira ha asegurado que tiene “mucho miedo” a los recortes y a que estos puedan afectar a la consolidación del Gabinete Técnico del Supremo.

El presidente de la Sala Tercera, de lo Contencioso, participó por primera vez en un encuentro abierto con la prensa , organizado por la vocal portavoz del Consejo del Poder Judicial Gabriela Bravo, al que también se incorporó la consejera Inmaculada Montalbán.

Sieira puso como ejemplo de esa rentabilidad de la Justicia que, con un coste de 2 millones de euros al año que tiene su Sala, la repercusión económica para el Estado en cinco meses de 2010 fue de 322 millones de euros en ingresos que recibió el Tesoro procedentes de recursos estimados en su totalidad por la sección que se ocupa de Derecho Tributario.En una anualidad, esa cifra puede llegar a los 700 u 800 millones de euros, “cifras muy importantes para las arcas del Estado”, dijo Sieira.

El presidente de la Sala Tercera reclamó que se mantengan las medidas de refuerzo del alto tribunal y en especial la consolidación del Gabinete Técnico, mediante un nuevo Reglamento, para seguir reduciendo el número de asuntos pendientes. Ese refuerzo de 19 magistrados y 25 letrados ha reducido la pendencia de 11.00 asuntos pendientes de sentencia en julio de 2010 a los 8.707 contabilizados a1 de noviembre de este año.

El magistrado garantizó que la Sala delo Contencioso “se va a poner al día” dado que los 36 magistrados vienen resolviendo unos 250 asuntos al mes, unos 3.000 por año. A esa reducción contribuirá la entrada en vigor de la Ley de Agilización Procesal, que aumenta de 150.000 a 600.000 euros la cuantía para recurrir al alto tribunal. Según Sieira, ese nuevo límite reducirá en un 20% las reclamaciones sobre expropiaciones y en un 10% el total de los recursos, “un volumen nada despreciable” en opinión del magistrado.

Sin embargo, negó que la elevación de la cuantía para recurrir al Supremo imponga una “justicia para ricos” como se ha escuchado en varios foros, ya que también se puede recurrir en casación no solo por razón de la cuantía sino por la vía de unificación de doctrina, aunque este es más exigente. Para Sieira , “el acceso sigue siendo para todos” y “no creo”, dijo “que exista esa justicia para ricos y justicia para pobres”.

También se mostró partidario de abrir una reflexión sobre las competencias de los Tribunales Superiores de Justicia para se complementen con el supremo, de forma que el Supremo se dedique a tareas que afectan al núcleo del Estado y el resto puede agotarse en los tribunales superiores.