Rajoy ignorará a Amaiur hasta que condene a ETA

No les recibirá antes de su investidura y Basagoiti es partidario de que vayan al grupo mixto

Los candidatos Amaiur celebran sus resultados electorales.
Los candidatos Amaiur celebran sus resultados electorales.EFE

El Partido Popular (PP) ha dejado muy claro a Amaiur, apenas un día después de conseguir su mayoría absoluta, de que les ignorará a efectos políticos en el Parlamento, a donde acudirán con siete diputados, hasta que no condenen a ETA. Mariano Rajoy, de hecho, no está dispuesto a recibir a la coalición abertzale en la ronda previa de contactos antes de su investidura.

Incluso Antonio Basagoiti, el líder de los populares en el País Vasco, es partidario de impedir que los soberanistas formen grupo propio, alegando que no llegan al 5% de los votos. Como era lógico, las reacciones nacionalistas han sido unánimes en el rechazo a esta exclusión. Desde el PNV, su presidente, Iñigo Urkullu, no comparte la aplicación de esta línea dura mientras los abertzales creen que refleja un “déficit democrático” del PP.

La firme posición de los populares ha supuesto un jarro de agua fría para las aspiraciones nacionalistas dentro del nuevo escenario político que supone la llegada de la paz y la defensa de las conclusiones de la Conferencia Internacional de San Sebastián, previa al anuncio de ETA del cese de su violencia. En base a esta marginación del ámbito democrático, la izquierda abertzale actualiza sus temores, ante las próximas elecciones autonómicas en Euskadi, sobre un posible intento de ilegalización de sus candidaturas, por parte de la nueva Fiscalía del Estado.

Encuesta

Por motivos informativos la encuesta ya está cerrada al voto

¿Le parece bien que el PP excluya a Amaiur de la ronda de contactos previa a la toma de posesión?

  • 0%
  • No0%
  • Ns/Nc0%

Esta encuesta no es científica, responde tan sólo a las respuestas de los lectores que desean exponer su opinión.

De momento, María Dolores de Cospedal marcó la senda el lunes al afirmar que el futuro presidente solo recibiría a aquellas formaciones que han demostrado un respeto escrupuloso con el marco constitucional, haciendo una especial mención a que Amaiur quedaba, por tanto, excluida. Para redoblar el mensaje, Basagoiti además de suscribir tal exclusión da un paso más y asegura que es partidario de dejar sin grupo parlamentario a los abertzales hasta que no condenen a ETA.

En realidad, es aquí donde se fundamenta la vara de medir de los populares hacia la coalición independentista. El PP siempre ha mantenido que la exigencia de la ley ha sido determinante para minar al movimiento soberanista y forzarle a admitir que que su única opción de futuro pasaba por la conquista de la paz, con el reconocimiento del dolor causado, y la asunción de las vías democráticas. Sobre esta exigencia, a Bildu-Amaiur les queda por asumir que ETA ha sido letal durante varias décadas.

Desde la órbita nacionalista no se entiende que Rajoy haya apostado de entrada por esta línea dura. Urkullu parte de la base de que Amaiur dispone de una representación “absolutamente legítima” y lamenta que el PP no aprecie la “sensibilidad ideológica que es la que representa” la coalición abertzale. Para los directamente afectados, la medida desvela “el déficit democrático” de quienes lo aplican. Así, Rafa Larreina (EA) y con el acta de diputado por Gipuzkoa, se ha apresurado a decir que espera una “pronta rectificación” de una medida que “niega la propia Constitución que dicen defender”.

Urkullu, no comparte la aplicación de esta línea dura mientras los abertzales creen que refleja un “déficit democrático” del PP

Sin embargo, los populares se muestran firmes en el paso dado. “Aquí hay que ponerles exigencias, no a Rajoy ni al PP, ni tampoco a Zapatero, sino a una formación que tiene que conseguir que ETA deje las armas”, insistió Basagoiti que sigue esperando de Amaiur que “deje claro que respeta los marcos de convivencia y que condena todos los asesinatos” de la organización terrorista.

Por encima de estas declaraciones, entre las fuerzas nacionalistas se ha instalado la decepción porque empiezan a imaginar cuál será la respuesta del Gobierno Rajoy ante las conclusiones políticas de la Conferencia de Paz, especialmente en materia penitenciaria y de introducción del debate sobre el derecho a decidir. Además, el PP fue, junto con el lehendakari, los únicos ausentes en este foro celebrado en San Sebastián el pasado mes ya que lo consideraban como una estratagema de la izquierda abertzale para justificar su nueva acción política.

Ahora, Basagoiti y Patxi López mantienen la estrategia, incluso comparten el criterio político de que el actual Gobierno vasco debe agotar la legislatura hasta 2013. El líder popular garantiza su apoyo a los socialistas.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50