Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así fue la noche electoral hora a hora

El Congreso se fragmenta en 13 partidos políticos

Rajoy se compromete "a darlo todo, con todos"

Rubalcaba asume la derrota y llama a convocar un congreso lo antes posible

Blanco anuncia la victoria del PP

Fragmentación en el Congreso, ante la llegada de 11 posibles grupos parlamentarios

Ana Mato: "El cambio político ha ganado"

Las encuestas otorgan el 43,5% de los votos al PP (181-185 escaños) y el 30% al PSOE (115-125)

Dos horas antes del cierre de las urnas, la afluencia de votantes a las urnas ha bajado 3,3 puntos

Junto a la victoria aplastante del PP (186 diputados, 10 más que los que permiten la mayoría absoluta) frente al PSOE (110), estas elecciones generales suponen la fragmentación del Congreso de los Diputados, que se formará el próximo 13 de diciembre. Hasta 13 partidos políticos tendrán representación en el hemiciclo. En la legislatura que acaba de terminar había nueve formaciones y ocho grupos parlamentarios.

Junto a los dos mayoritarios, permanecen otros veteranos: CiU, que alcanza 16 diputados, seis más de los que tenía hasta ahora; IU, que sube hasta 11, frente a los dos representantes con los que contaba la legislatura anterior; PNV, el otro perdedor junto al PSOE, ya que se queda sin un escaño y logra cinco, como UPyD, que gana cuatro diputados; y Esquerra Republicana de Catalunya, que mantiene tres parlamentarios; y BNG y Coalición Canaria, que seguirán con dos diputados.

Pero al hemiciclo llegan también formaciones noveles: Amaiur, que irrumpe con siete escaños tras haber ganado las elecciones en el País Vasco, y Foro Asturias, de Francisco Alvarez Cascos, Compromís y Geroa Bai, de Uxue Barkos, todas con un escaño cada una.

"Estos datos evidencian la falta de confianza de los ciudadanos en el PSOE",  ha declarado la hasta ahora portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, número dos en la lista por Madrid. En una entrevista en exclusiva con POLÍTICA, que ha retransmitido en directo en streaming desde la sede de Génova, Sáenz ha destacado también la "responsabilidad" que asume ahora su partido de "sacar al país de la crisis".

22.40 horas. Rajoy se compromete a "darlo todo con todos"

"No solo vamos a darlo todo, sino que vamos a darlo todo con todos". Con estas palabras, el futuro presidente, Mariano Rajoy, se ha dirigido a todos los españoles a las diez menos veinte, poco después de que asumiera la derrota su rival, Alfredo Pérez Rubalcaba, y ha anunciado que se dispone a ser el "presidente de todos" y a anteponer el interés general en sus políticas, sin sectarismos.

En su discurso, que ha leído, ha manifestado "el inmenso honor y la enorme responsabilidad" que supone la victoria de su partido, que, ha puntualizado, obliga a los populares "a la humildad y al compromiso". Por eso, también ha reconocido que el PP se enfrenta a la "más delicada coyuntura de España en los últimos 30 años" y, por tanto, ha explicado que sus únicos enemigos serán "el paro, el déficit, la deuda y el estancamiento" que mantienen al país "en una situación crítica".

Más cálido ha sido su discurso desde el balcón de la sede del PP en Génova, donde Rajoy ha anunciado la "gran mayoría" del partido en las dos Cámaras. Además, ha revelado a la militancia que tiene previsto ponerse a trabajar desde mañana mismo y, por lo tanto, el PP ha adelantado la reunión del comité ejecutivo que se celebra todos los martes.

22.35 horas. Rubalcaba pide un congreso para decidir el futuro del PSOE

"Hemos perdido claramente las elecciones". Rodeado de la militancia, en la sede de Ferraz, el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, visiblemente emocionado, ha asumido la derrota electoral. Pero ha insistido en que el PSOE va a ejercer una oposición en la que defienda "los servicios públicos universales, la igualdad entre hombres y mujeres y todas las libertades y derechos civiles". A lo que ha agregado: "Vamos a defender con todas nuestras fuerzas que la lucha contra la crisis no signifique un paso atrás en derechos que hemos conquistado y que dan cohesión a nuestra sociedad".

Rubalcaba ha destacado la participación, el 72% del censo electoral, lo que suponen 24,5 millones de españoles que han acudido a las urnas.

Por último, el candidato socialista ha explicado que ha pedido a Zapatero que convoque cuanto antes un congreso ordinario para decidir el futuro de los socialistas.

22.30 horas. El Gobierno anuncia la victoria del PP.

El PP ha ganado las elecciones. Y con mayoría absoluta. Con casi el 90% de los votos examinados, el ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, ha comparecido ante los periodistas para anunciar la victoria de Mariano Rajoy, frente al candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. Antes, Blanco ha recordado que son las primeras elecciones sin la "amenaza de los terroristas", en referencia al cese de la violencia anunciado por la banda ETA. "Es también un motivo para honrar a las víctimas", ha agregado.

Los datos ofrecidos por el Ejecutivo otorgan el 44,4% de los votos al PP, lo que suponen 186 diputados, una clara mayoría absoluta y, además, cuatro escaños más que los que obtuvo en 2000 el expresidente José María Aznar, que se consideraba el mejor resultado del PP en unas elecciones. Los populares habrían conseguido el apoyo de más de nueve millones de electores.

En cambio, el PSOE ha reunido el 28,67% de los sufragios y se queda en 109 diputados, muy lejos de los 125 que logró Joaquín Almunia en 2000 y que hasta ahora se consideraba el suelo de los socialistas. El voto socialista ha supuesto más de seis millones de sufragios.

Según estos mismos datos, CiU habría alcanzado 16 escaños, IU sube hasta 11, Amaiur irrumpe con siete, PNV y UPyD obtienen cinco cada uno, tres son para Esquerra Republicana de Catalunya, dos para BNG y Coalición Canaria y, por último, se quedan con un solo escaño tres nuevas formaciones en el hemiciclo: Foro Asturias, de Francisco Álvarez Cascos, Compromís y Geroa Bai, de Uxue Barcos.

Poco después ha hablado también ante los medios el candidato del PSOE, Rubalcaba, para asumir su derrota.

21.55. Cospedal asume la victoria "y la responsabilidad"

La mayoría absoluta del PP se presagia ya, con el escrutinio del 60% de los votos, que le otorgan 187 escaños al partido de Mariano Rajoy y 111 al PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Las cifras no oficiales han dado pie para que la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, compareciera ante los medios poco antes de las diez de la noche para dar por segura la victoria de su partido. "Los españoles han demostrado una amplísima voluntad de cambio", ha afirmado la también presidenta de Castilla-La Mancha. Ha recordado que el PP lograría el mejor resultado de su historia -José María Anzar obtuvo en 2000 183 escaños, el mejor logro de los populares hasta ahora-, y ha recordado que la felicidad que hoy tiene el PP va unido "al sentimiento de una enorme responsabilidad".

No en vano, Mariano Rajoy deberá solucionar, como próximo presidente del Gobierno, todos los problemas que provocaron el rápido desgaste del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero: el paro aupado a la cifra récord de cinco millones de desempleados, el déficit y la presión de los mercados financieros, con la prima de riesgo por encima de los 400 puntos.

Pero los resultados electorales reflejan otras sorpresas: la Izquierda Unida renovada de Cayo Lara alcanza los 11 parlamentarios, por lo que podría formar grupo parlamentario propio. Además, CiU da la sorpresa y vence en Cataluña con 16 diputados ante la caída del PSC que encabeza la ministra de Defensa, Carme Chacón. Otra novedad es la entrada de Amaiur, que lograr formar grupo, con siete diputados, y gana en el País Vasco.

Además, los resultados provisionales apuntan a una fragmentación del Congreso. Si ahora existen ocho grupos parlamentarios, la irrupción de Amaiur, Compromís y el Foro Asturias de Francisco Álvarez Cascos, todos con un escaño cada uno, más el incremento de votos de CiU, IU y UPyD permitirían la formación de 11 grupos en el hemiciclo. Para ello hace falta reunir cinco diputados, pero la Mesa de la Cámara puede dar luz verde a la formación de grupos de diferentes formaciones políticas con cuatro diputados.

20.30 horas. Mato: "El cambio político ha ganado"

"El cambio político ha ganado". Cerca de las ocho y media de la tarde, cuando hacía media hora que habían cerrado las urnas, ha comparecido ante los medios la jefa de campaña del PP, Ana Mato. Con evidente satisfacción, la vicesecretaria de Organización del PP ha anunciado que, a partir de mañana, España comienza una "nueva etapa", en la que el PP se pone como "único objetivo: vencer a la crisis y al paro".

Esta valoración del equipo de campaña del PP se ha realizado sobre los datos de los primeros sondeos, porque pasadas las nueve de la noche, todavía el recuento no alcanzaba el 25% de los votos. Minutos antes, también hacía su valoración la directora de campaña del PSOE, Elena Valenciano, que ha asegurado que ha habido una "buena participación", con 25 millones de ciudadanos que habrían acudido a votar, y ha adelantado que habrá "un notable apoyo ciudadano al PSOE", que se traducirá en "millones de votos". Sin embargo, ha llamado a tomar los datos "con respeto, pero con cautela".

El responsable de la campaña de IU, Ramón Luque, también ha mostrado la satisfacción de su formación política, porque los primeros datos apuntan que podría volver a formar grupo parlamentario (son necesarios cuatro diputados). "Dijimos que tendríamos grupo y los sondeos avalan que así es", ha afirmado.

20.00 h. Los sondeos presagian una gran mayoría del PP

Los primeros sondeos a pie de urna, unidos a los últimos datos de participación, menor que en 2008, presagian ya la victoria del candidato del PP, Mariano Rajoy, en estas elecciones generales. Tanto los sondeos encargados por las televisiones a Demoscopia, como las encuestas realizadas por los dos principales partidos, PSOE y PP, conocidas como israelitas, otorgan a los populares la mayoría absoluta (176 escaños) y una representación por encima de los 180 diputados.

La encuesta de Demoscopia prevé el 43,5% de los votos a favor del PP, lo que supondrían entre 181 y 185 escaños para Mariano Rajoy. De concretarse la más optimista de estas cifras, el líder del PP podría superar la que hasta ahora es la mayor victoria de su partido, en 2000, cuando el expresidente José María Aznar obtuvo 183 escaños.

En cambio, el PSOE bajaría hasta el 30% de los sufragios, que conlleva entre 115 y 119 representantes. Una cifra que marca récord, porque hasta ahora los socialistas no habían bajado de los 125 diputados que se alcanzaron en 2000, con Joaquín Almunia de candidato.

La tercera fuerza en el hemiciclo es, según esta encuesta, CiU, que logra entre 13 y 15 diputados, mientras que la coalición IU-Los Verdes alcanzaría entre nueve y 11 diputados. Amaiur entraría en el hemiciclo con entre seis y siete diputados, uno menos que el PNV y UPyD lograría de tres a cuatro escaños. Además, Esquerra Republicana de Catalunya se quedaría con tres diputados, Coalición Canaria con una horquilla de dos a tres, y el BNG, dos parlamentarios. También lograría un representante el Foro Asturias, de Francisco Álvarez Cascos, y otro escaño quedaría en manos o de Compromís o de Geroa bai, la formación que encabeza Uxue Barkos.

La jefa de campaña del PP, Ana Mato, explicaba a los periodistas en Génova que sus sondeos propios les otorgan entre 180 y 190 diputados y entre 115 y 125 a los socialistas, informa Fernando Garea.

19.00 horas. Zapatero y Aznar en Ferraz y Génova

A la espera de los resultados, las sedes de los principales partidos en Madrid han comenzado a prepararse para los comunicados oficiales. Casi todos los candidatos a la presidencia han permanecido esta tarde en sus cuarteles generales y seguirán allí el desenlace.

A la calle de Ferraz, 70, ha acudido también a última hora el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para unirse al equipo del candidato Rubalcaba. Desde esta noche, Zapatero se convierte en presidente en funciones, a la espera de que tome posesión el nuevo jefe del Ejecutivo, una vez que se forme el Congreso, el próximo 13 de diciembre.

También el expresidente José María Aznar ha llegado ya a la sede del PP en Génova, 13. Allí seguirá el recuento de la posible victoria de su sucesor al frente del partido, Mariano Rajoy.

18.00 horas. Menos participación que en 2008

Dos horas antes del cierre de las urnas, a las seis de la tarde, el 57,65% de los 35.779.208 españoles que representan el censo electoral había acudido a votar. Es el dato avanzado por el Gobierno, en la segunda oleada de participación, y supone una diferencia a la baja de 3,3 puntos, en comparación con la afluencia de hace casi cuatro años, en las elecciones de marzo de 2008, en las que a la misma hora ya había depositado el sufragio el 60,95% de los votantes.

La foto fija de la primera oleada se ha tomado a las dos de la tarde. A esa hora había acudido el 37,87% de los electores, casi 2,5 puntos menos que en las anteriores generales (40,46%). Esa tendencia a la baja se había acentuado en el recuento de las seis de la tarde.

Los datos de esta segunda oleada señalan que el País Vasco es la única región en la que la participación ha sido mayor en esta ocasión que en 2008: ya ha votado el 56,08%, frente al 53,42% que lo hizo a la misma hora hace cuatro años. La Región de Murcia (63,36%) ha registrado la máxima afluencia de votantes; en el lado opuesto, la ciudad autónoma de Melilla es, una vez más, la que tiene menor afluencia a las urnas, solo el 40,07%. Gipuzkoa, Bizkaia y Jaén han sido las provincias con más participación.

Todo apunta, por tanto, que menos españoles habrían acudido a las urnas en esta convocatoria que en la de hace cuatro años. Y la baja afluencia favorece históricamente a la derecha.

Hace cuatro años el PSOE fue el partido más votado y obtuvo 169 escaños, con el apoyo del 43,9% de los españoles, mientras el PP, el segundo, recibió el apoyo del 39,9%, lo que le permitió obtener 154 diputados en el Congreso.

Pero la situación es ahora radicalmente distinta. La peor crisis económica de la historia ha dejado en España un paro histórico -cinco millones de desempleados-, al que se ha sumado el azote de los mercados financieros, que ha llevado al país a estar al borde de la asfixia. Esta situación ha provocado un acelerado desgaste al Gobierno, encabezado por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que lógicamente ha repercutido en la campaña del candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Mientras, su principal rival, el popular Mariano Rajoy, ha podido, sin apenas desvelar el programa de Gobierno, recoger los frutos del descalabro socialista. Para ello, le ha bastado con agitar las cifras del paro, el déficit, la deuda, los recortes sociales y hasta los constantes vaivenes de la prima de riesgo. Pero, sobre todo, ha logrado evitar la confrontación de fondo con un PSOE que ha tratado de agitar en la última fase de la campaña el voto del miedo. El recuento de votos revelará en las próximas horas si esa victoria se hace efectiva y si lleva aparejada una mayoría absoluta que conviertan a Mariano Rajoy, candidato de su partido por tercera vez, en indiscutible presidente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información