EL PP ANTE EL PODER

¿Botella de presidenta regional y Aguirre a la alcaldía de Madrid?

Gallardón asegura que le gustaría que su ‘número dos’ fuera candidata al bastón municipal en 2015

Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón, en una imagen de archivo.
Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón, en una imagen de archivo.BERNARDO PÉREZ

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha desvelado esta mañana en una entrevista en TVE su última zancadilla a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, con la que comparte partido y una arraigada enemistad mutua. O, tal vez, la próxima operación de ingeniería política del Partido Popular (PP) en la capital.

Hace unos días cumplió su sueño de ser diputado (el presidente del PP, Mariano Rajoy, le colocó en el cuarto puesto de la lista de Madrid), frustrado hace cuatro años por la oposición frontal de Aguirre. Esa responsabilidad es compatible con la alcaldía, pero con toda seguridad el regidor dimitirá días, semanas o pocos meses después de las elecciones del 20 de noviembre (siempre y cuando gane el PP, como pronostican todas las encuestas). Ya ha avanzado que lo hará no solo si Rajoy le nombra ministro, sino en el momento en el que deba asumir otra responsabilidad incluso como diputado (presidente de una comisión en el Congreso, por ejemplo), algo que se da por descontado. Su puesto como alcalde lo ocupará la actual concejal de Medio Ambiente, Ana Botella, por haber sido número dos en la lista del PP a la alcaldía, por detrás de Gallardón.

[Ana Botella] es una mujer de mentalidad abierta y siempre dispuesta a escuchar Alberto Ruiz-Gallardón

El alcalde siempre ha defendido su valía. Hoy, en un chat en Elmundo.es, ha asegurado: “Es una mujer de mentalidad abierta y siempre dispuesta a escuchar. Creo sinceramente que muchas veces a Ana se le juzga más por su condición de “señora de” [el expresidente del Gobierno, José María Aznar] que por su gestión o por su pensamiento”. El alcalde cree que, una vez asuma el bastón del mando, los madrileños podrán juzgarla y lo harán de forma positiva por su desempeño. Quedan por delante más de tres años de legislatura, tiempo suficiente como para que Botella se asiente como alcaldesa, y pueda presentarse a la reelección (en realidad, sería su primera elección como cabeza de lista) en las municipales de 2015. Gallardón quiere que ella sea la candidata: “Me encantaría, aunque falta mucho tiempo”, ha dicho hoy.

Y Gallardón sabe quién podría disputarle el puesto: Esperanza Aguirre. La presidenta regional no ha ocultado su deseo de optar a la alcaldía en los próximos comicios. Ella era, de hecho, la sucesora natural del anterior regidor, José María Álvarez del Manzano, pero Aznar se sacó de la manga en 2003 una jugada que terminó siendo maestra: colocó a Gallardón, entonces presidente regional, en ese puesto, y llevó a Aguirre a la Comunidad de Madrid (que logró, a la segunda y tras el oscuro episodio del Tamayazo).

Ahora Aguirre quiere la alcaldía, y Gallardón pretende dejar ese puesto atado y bien atado para Botella. Pero no solo. Además, el alcalde, que no da puntada sin hilo, ha apuntado: “Ana sería una magnífica presidenta de la Comunidad o ministra”. Lo segundo se antoja complicado. Pero ¿y lo primero? ¿Podría Botella optar a la presidencia regional en 2015, y dejar la alcaldía a Aguirre? Probablemente no dependa de Gallardón, pero el regidor no ha podido hoy resistirse a apuntar otro escenario de política ficción. Veremos.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50