MANUEL CAMPO VIDAL | MODERADOR DEL DEBATE RUBALCABA-RAJOY

“Será un gran debate. Se lo juegan todo a partido único”

El periodista dirigirá por tercera vez el cara a cara entre los principales candidatos a La Moncloa

Manuel Campo Vidal.
Manuel Campo Vidal.SANTI BURGOS

Por tercera vez, el periodista Manuel Campo Vidal (Huesca, 1951) está en el centro del debate. Actuará de moderador del cara a cara entre los dos principales candidatos a la presidencia del Gobierno, una misión que asume con la relativa calma que supone llevar más de 20 años organizando debates políticos en radio y televisión. En alguno (el Fraga-Sánchez Presedo) tuvo que hacer un cursillo acelerado de gallego por exigencia de uno de los candidatos. "Tranquilo, no te vamos a pedir lo mismo", le dijo Arzalluz después. Ayer, 48 horas antes de que se alce el telón, visitó el plató en el que el lunes comparecerán el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba y el popular Mariano Rajoy.

Pregunta. ¿Qué cabe esperar de este cara a cara?

Respuesta. Será un gran debate. El hecho de que no haya doble vuelta le confiere una tensión especial. Obliga a los partidos a definir sus estrategias. Se lo juegan todo a partido único, con un formato que permitirá una mayor interactividad. Los candidatos son muy similares. Rajoy tiene una formación jurídica y Rubalcaba, más científica. Pero en política son vidas paralelas: han sido ministros de Educación, Interior, portavoces del Gobierno, vicepresidentes...

P. La expectación internacional es sorprendente.

Son dos candidatos con vidas paralelas: han ocupado los mismos puestos”

R. Hay acreditados más de 10 agencias internacionales, incluida la china Xinhua. El canal italiano Sky TG24 ha pedido la señal y hará una conexión en directo a la una de la tarde para calentar el debate. Quiere presionar para que Berlusconi no lo rechace en los próximos comicios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. ¿Pensaba que iba a ser elegido para moderar un cara a cara por tercera vez?

R. Me marqué un objetivo: que lo organizara la Academia de Televisión. Respecto a mí, pensé que tenía probabilidades, pero podría haber sido cualquier miembro de la Academia sin puestos significativos en los telediarios. Propusimos mujeres, como Concha García Campoy, Mar Arteaga o María Rey. En esta ocasión no ha habido peleas, como en 2008, cuando Pedro J. Ramírez quiso que fuera Victoria Prego en lugar de Olga Viza.

P. No es frecuente que el mismo periodista desempeñe este papel por tercera vez.

R. El primer debate político que hice fue en 1987: un Fraga-Morán para las elecciones europeas, y después un Isabel Tocino-Matilde Fernández. La gente solo se acuerda del González-Aznar de 1993, pero llevo 24 años promoviendo debates. En Antena 3 hicimos un Borrell-Cascos espectacular, un Solchaga-Rato magnífico y un Ruiz-Gallardón-Corcuera que este tardó mucho tiempo en digerir. También tengo una larga lista de fracasos, como los que Aznar no quiso en 1996, 2000 y 2004.

P. ¿Por qué cree que PP y PSOE han confiado en usted?

R. Han apostado por el mismo equipo de 2008. Y hay otros hechos encadenados. Miguel Ángel Rodríguez [portavoz del Gobierno de Aznar] dijo que yo había cumplido escrupulosamente lo pactado en 1993. No así Telecinco, que se saltó el acuerdo, y entrevistó a Aznar al final del debate.

P. ¿Cuándo supo la decisión de los encargados de las negociaciones?

R. El miércoles por la noche. Recibí un mensaje de Óscar López y luego me llamó Esteban González Pons. Me preguntó si lo había visto en Twitter. Le dije que no, que estaba acostando a mi hijo pequeño. En Twitter han jugado sus estrategias.

P. ¿Ha recibido indicaciones de los equipos de los candidatos?

R. Francamente, no. Nos hemos visto menos que nunca. La primera reunión fue el jueves. Allí se sorteó quién comenzará el debate. Navarrete tiró la moneda al aire y ganó Rajoy.

P. Han pactado quién llegará primero. ¿También la salida?

R. No. El que tenga más prisa, que se vaya antes.

P. Con los temas y el tiempo tasado, ¿cuál será ser su papel?

R. Tengo voluntad de ser muy sobrio y muy discreto. La gracia es que las interpelaciones sean nítidas entre los candidatos. Si tienen ritmo no se deben cortar. El hecho de que no haya subíndices aligerará las intervenciones.

P. ¿Qué aportan los debates televisados a una campaña?

R. Imprimen un dinámica espectacular. Y sirven internamente para afianzar los liderazgos. Aznar llegó como presunta víctima al primer debate y salió hecho un líder.

El cara a cara Rubalcaba-Rajoy

  • Organización. El debate entre Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba ha sido organizado por la Academia de Televisión, que ya estuvo a cargo de los dos cara a cara entre Zapatero y Rajoy en 2008.
  • Escenario. El plató en el que se enfrentan los dos candidatos se ha construido en un escenario neutral: el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.
  • Televisiones. La señal ha sido cedida a todas las cadenas interesadas. Entre las televisiones nacionales figuran TVE-1 (que difundirá también la emisión por el canal 24 Horas), Antena 3, Cuatro, La Sexta, Intereconomía, 13TV y Veo. También algunas autonómicas, como Telemadrid, Canal Sur, Canal 9 y Castilla y León TV. La emisión será accesible para los espectadores con discapacidad.
  • Medios digitales. La señal para Internet se ofrecerá a través de un link para poder conectar en streaming.
  • Llegada de los candidatos. La suerte ha decidido que Rubalcaba llegue antes al Palacio de Congreso. Lo hará a las 21.03. Tras la bienvenida y la sesión de fotos, llegará Rajoy a las 21.13 y será su turno de fotos.
  • Plató. Los fotógrafos podrán acceder al plató a las 21.20 para retratar a los candidatos, que posarán a las 21.38 junto al moderador, Manuel Campo Vidal. Tendrán tres minutos antes de la pausa publicitaria en la que los técnicos colocará los micros a los candiatos. En el plató no habrá público ni asesores. Solo el equipo técnico de sonido, iluminación y camarógrafos.
  • El debate. Comenzará a las 21.46. Habrá un corte (de 22.34 a 22.46) y finalizará a las 23.46.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS